Se espera una apertura a la baja siguiendo la estela de los problemas en el resto de mercado y con presión bajista por el precio del crudo. El FOMC empieza hoy y acaba mañana, por lo que puede haber un tono de espera a acontecimientos apoyados por los datos de ventas minoristas.
 
Europa vuelve a tener un mal día debido a nuevas encuestas acerca de la intención de voto en el referéndum de permanencia en la Unión Europea por parte de Reino Unido que sigue mostrando ventaja a salir de la zona de influencia económica.
 
Muchos de los futuros sobre índices importantes se están acercando soporte de los mínimos de abril y además a la sobreventa, por lo que debemos estar atentos a lo que pueda pasar en los próximos días. El mercado se dio la vuelta cuando tuvimos unos datos de producción industrial mejores de lo esperado en la zona euro, pero ahora necesitamos el apoyo de Estados Unidos.
 
De momento los futuros sobre índices en el Globex están en negativo incluso habiendo visto que las ventas minoristas del mes de mayo marcan un crecimiento positivo, aunque es menos de la mitad del crecimiento del mes pasado. Lo importante aquí es ver que el segundo mes del segundo trimestre es positivo, cuando dos de los tres meses del primer trimestre tuvieron variaciones negativas en este dato, así que es un punto positivo para la economía pues encima las ventas minoristas han sido mejores de lo esperado.
 
Por otro lado, los precios de importación suben más de lo esperado y se sitúan en el 1,4% desde el 0,7% anterior, por lo que es un punto favor de la Reserva Federal y de la inflación.
 
Hablando de la Reserva Federal, ellos son el punto más importante de toda la semana, pues hoy comienza la primera parte del FOMC que terminará mañana y será precisamente mañana cuando todo el mundo esté muy preocupado para ver si suben los tipos de interés o lo que tengan que comentar acerca de la economía y ese muy mal dato de creación de empleo que conocimos en mayo.
 
Por lo que respecta al mercado, las probabilidades de subida de tipos por parte de los fondos federales no ven subida ni en la reunión de ahora, ni en la de julio y tampoco la de septiembre. Hay que recordar que las bajadas fuertes que hemos tenido en los últimos días tanto en Europa como Estados Unidos, muestran perfectamente que el referéndum en Reino Unido es una de las causas principales de preocupación, así que es normal pensar que la Reserva Federal también lo tenga en la cabeza, aunque ellos por activa y por pasiva se empeñen en decir que salga lo que salga en esa consulta popular, ellos no variarán los planes que tienen. El problema es que según dicen ellos, los planes dependen de los datos, así que si Reino Unido tiene problemas como por ejemplo entrar en recesión técnica en el corto plazo, eso afectará a la economía norteamericana y al resto del planeta, así que en cierto sentido están aceptando influencia sobre lo que pueda pasar en ese referéndum.
 
Otro punto positivo en cuanto a datos macro, es que el optimismo de las pequeñas y medianas empresas en Estados Unidos sube por segundo mes consecutivo, aunque sigue demasiado cerca de los mínimos de hace dos años.
 
Otro punto negativo para el mercado es ver que el precio del crudo sigue extendiendo las pérdidas y ahora mismo el de referencia en Estados Unidos está bajando -1,25% alcanzando la cota de los 48,27 $. Recordemos que seguimos bajo la influencia de una envolvente bajista creada en sobrecompra por encima de los 50 $ que se ha visto apoyada por un comentario de la agencia internacional de la energía en donde ve que 2017 va a ser un año más o menos plano en cuanto a expectativas de reservas de crudo, con un incremento de las mismas en la primera mitad para ser compensado por un descenso en la segunda mitad. Esto no es precisamente positivo ya que parece que el equilibrio que se espera alcanzar en la segunda mitad de este año viene por cosas circunstanciales como por ejemplo el incendio de Canadá o los problemas en algunos países conflictivos, más que en una dinámica de los productores que sea favorable a esa subida.
 
Tras la apertura, 30 minutos después para ser exactos, tendremos el dato de los inventarios empresariales que se espera moderen su crecimiento desde el 0,4% anterior. Así que tendremos volatilidad a la hora de su publicación.
 
En el aspecto técnico, nos quedamos con cuatro gráficos:
 
El primero de todos es la relación que existe entre el Dow Jones de industriales y el de transportes. Como se puede observar aquí, hay una divergencia bajista a favor del de transportes y estamos muy cerca de los mínimos de este mes. Sabiendo que las bajadas fuertes del de industriales han venido precedidas por bajadas en el de transportes, debemos estar al tanto de lo que pueda pasar con los mínimos del mes, por si una perforación acaba arrastrándonos a la baja, dando extensión a la muestra de interés vendedor que dejamos en los máximos del mes de ambos índices:
 
dj

 
El segundo par de gráficos es el futuro del SP 500 y su volatilidad. Como se puede observar en el gráfico adjunto, estamos ya lidiando con la media de 50 sesiones en el futuro del SP 500, pero en la volatilidad, el VIX, hemos superado la media de 200 y entramos directamente en sobrecompra, así que debemos tener cuidado con lo que pueda pasar de ahora en adelante para ver si dejamos alguna muestra de interés vendedor en la volatilidad en algún momento que ayude a poner cierto freno en las bajadas de Estados Unidos.
 
vicsp

 
En valores concretos tenemos:
 
Staples se pone a competir con el resto de compañías que ofrece entrega de sus productos de forma rápida, ya que ha lanzado un servicio de entrega en el propio día en ocho ciudades importantes de Estados Unidos.
 
Alibaba dice que espera casi doblar el volumen sus transacciones en los próximos cuatro años y además espera que las ventas aumenten un 50% de su año fiscal 2017.
 
Microsoft ha desvelado en el E3 una nueva videoconsola para dar soporte de hardware a la nueva era de realidad virtual junto con apoyo a la resolución 4K, lo que puede tirar del mercado de este tipo de televisores.
 
Baidu tiene malas noticias al tener fuerte presión vendedora en el fuera de horas una vez que ha recortado sus proyecciones de ventas para su segundo trimestre fiscal.
 
Luis Javier Diez.