Se espera una apertura con problemas en Wall Street por los resultados de Apple que no han convencido. La espera al FOMC es otro factor para contener la respiración.


Llegamos a un punto importante del mercado norteamericano ya que hoy tenemos la última sesión de la reunión de la Reserva Federal en donde sabremos si mueven los tipos de interés, alguna pista sobre el camino y ritmo del ciclo de subidas de tipos de interés, o su opinión sobre el bajo producto interior bruto que tuvo la economía de Estados Unidos en el primer trimestre.

El resto de factores, o casi todos ellos, sigue estando en el mismo sitio: se mantiene la incertidumbre con el rendimiento político de Donald Trump ya que cada semana que pasa y no tenemos encima de la mesa el proyecto final y aprobado por el Congreso de la rebaja fiscal y de la inversión en infraestructuras, mayor es la decepción que tiene todo el mundo porque la repercusión en la economía se retrasará cada vez más.

También, se mantiene constante la tensión geopolítica con los ánimos cada vez calentándise más en la zona de Corea del Norte en donde hay maniobras conjuntas entre Corea del Sur, Japón y Estados Unidos, con sobrevuelo de la península de Corea de bombarderos norteamericanos, lo que ha levantado el comentario de China diciendo que por favor todo el mundo se calme.

Quitado lo anterior, nos quedan los datos macro y además los resultados empresariales.

Con respecto a los datos macro, el viernes tenemos el de creación de empleo del mes de abril y hoy hemos tenido el aperitivo en forma de estimación de dicha cifra por parte de ADP. La cifra del mes anterior ha sido revisada a la baja pero la del mes actual ha quedado un poquito mejor de lo esperado, aunque se nota muchísimo una desaceleración muy fuerte. Recordemos que el producto interior bruto del primer trimestre ha decepcionado y ahora todo el mundo está obsesionado con todos los datos macro encima de la mesa que existen para ver si en el segundo trimestre tendremos un repunte. No faltan las voces que piensan que el bajo rendimiento de la economía en el primer trimestre hay que achacárselo directamente a Donald Trump.

Esto no acaba aquí, ya que 15 minutos después de la apertura tendremos la lectura del índice de directores de compra del sector servicios final del mes de abril y también el compuesto. Recuerden que si el compuesto se mete en una especie de tendencia alcista, las perspectivas de crecimiento se mantienen o incluso aumentan.

30 minutos después de la apertura tendremos el ISM de no manufacturas, así que podríamos ver volatilidad en ese intervalo de 15 minutos.

Además, el sector de energía debe estar vigilado porque ayer conocimos la estimación de inventarios semanales de crudo por el Instituto API que reflejan una fuerte bajada de la reservas no sólo de crudo sino también de destilados. Hora y media después de la apertura tenemos las cifras oficiales, así que también podríamos tener volatilidad en ese momento.

Pasando los resultados empresariales, la estrella indiscutible son los de Apple. Las cifras en cierto sentido son buenas, pero las perspectivas y esperanzas que se le ponen a la compañía son siempre extraordinariamente elevadas. Sabiendo que el verdadero director de su economía es el iPhone, cualquier movimiento y cambio de tendencia en los consumidores que haga que cambie la cierta estacionalidad de su comportamiento, tiene repercusiones muy fuertes:

Apple, la protagonista del día por sus resultados

Ayer ya comentamos en la apertura de Estados Unidos, que todo el mundo iba a mirar dos factores dentro del gigante de la manzana ya estrenada.

El primero de ellos es ver si sigue ese comportamiento de transformación de una empresa tecnológica a una de servicios que vive dentro de la tecnología. El segundo, ver si su buque insignia, el iPhone, consigue mantener ese aroma de punta de lanza del deseo de todo el que quiere tener un teléfono inteligente.

Con respecto al segundo punto, acuérdense de que se ha asumido que estamos en una especie de año de transición, porque después del verano se cumplirá el 10º aniversario del nacimiento del iPhone, así que muchos tienen asumido que veremos algo que será revolucionario. Esto lo que hace es que muchos crean que las ventas del último modelo no serán tanto como se esperan porque muchos estarán precisamente guardando el dinero para comprar ese nuevo modelo conmemorativo, y parece que las cifras están dando la razón a esta hipótesis.

Apple presentó ayer tras el cierre unos beneficios por acción de 2,1 $, ligeramente superior a los 2,01 $ esperados y subiendo desde los 2,02 $ del año pasado.

Las ventas suben desde los 50.500 millones de dólares hasta los 52.900, justo lo esperado.

Con respecto a las ventas de los iPhone, suben a los 50,8 millones, bajando desde los 51 del año pasado y peor de lo esperado que era subir a 52.

En el sector servicios, las ventas suben hasta los 7040 millones de dólares, mejor que los 6000 del año pasado pero por debajo de lo esperado en 20 millones.

Si uno mira fríamente las cifras, casi se lleva uno las manos a la cabeza porque ahora mismo Apple está teniendo pérdidas en el fuera de horas, cuando las cifras nos están mostrando que sigue muy bien, y que se espera demasiado de ella.

Apple se ha convertido la punta de lanza de todas las tecnológicas, tanto en la creación de un sector nuevo que ha creado toda una economía digital, como la que ha abierto la puerta al sector servicios dentro del mundo tecnológico. También es cierto que la venta del resto de productos es insignificante comparado con los ingresos que le supone la venta de un solo artículo, así que es comprensible la paranoia que tiene todo el mercado con ver si son capaces de recuperar el liderazgo en cuanto a innovación o vender lo que se espera de ellos.

Bien es cierto que tiene un valor incontable extraordinario, ya que tiene una parroquia de seguidores muy abundante que comprará prácticamente todo lo que pone encima de la mesa sin pensarlo, sin ver si la competencia le ha superado en algunos aspectos, pero parece que dicha competencia aprende cada vez más rápido e incluso se adelanta a la propia compañía, ya que por ejemplo en China sus ingresos y cuota de mercado empiezan a decrecer. En China, Taiwán y Hong Kong se adquiría el 20% de las ventas, pero es que el año pasado esa cifra era del 25%.

Incluso el presidente de la compañía, Tim Cook, ha reconocido que los cada vez más frecuentes informes y artículos sobre nuevos desarrollos del iPhone, crean un sentimiento de espera en los clientes actuales, lo que hace que los patrones de comportamiento de los compradores estén cambiando. También, las expectativas sobre las nuevas cosas que aparecerán en la nueva versión ponen un listón muy alto, así que si la nueva versión decepciona, muchos nuevos compradores acaban en la competencia.

De las cifras cada vez se desprende que crece el aporte de los servicios a las cifras globales de la compañía, pero comparándola con las ventas de los iPhone, sólo representan casi el 10% de las ventas del iPhone, por lo que tienen un camino extraordinariamente largo para poder compensar los descensos del primero.

- Humana presenta unos resultados del primer trimestre con unos beneficios de 7,49 $, disparándose desde los 1,68 dólares del año pasado. Ajustados son 2,75 $, subiendo desde los 2,07 $ del año pasado y por encima de los 2,55 $ esperados.

Las ventas bajan ligeramente desde los 13.800 millones de dólares del año pasado hasta los 13.760.

Con respecto a las perspectivas, reitera las nuevas que recientemente ha publicado, en donde hay un incremento de beneficios por acción.

- Yum! Brands presenta unos beneficios netos de 0,77 $, mejores de lo esperado que eran 0,61 $ y subiendo desde los 0,54$s del año pasado. Ajustados son 0,65 $, mejores de lo esperado.

Las ventas descienden desde los 1423 millones de dólares hasta los 1417, mejores de lo esperado. Las ventas globales en centros con más de un año suben el 2%.

- Reynolds American presenta unos resultados de 0,55 $, bajando desde los 2,49 $ del año pasado y peores de lo esperado que eran 0,57 dólares. Ajustados son 0,56 dólares, peores de lo esperado.

Las ventas suben hasta los 2950 millones de dólares, un incremento del 1,1% y peores de lo esperado.

- Time Warner presenta unos resultados con un beneficio de 1,8 dólares, subiendo desde los 1,51 $ del año pasado y mejores que los 1,44 dólares esperados. Ajustados suben a 1,66 dólares, mejor de lo esperado.

Las ventas suben de 7310 millones de dólares a 7740. Mejores de lo esperado.

- New York Times presenta unos resultados con unos beneficios de 0,08 $, mejor de lo esperado que eran 0,06 $ y recuperando desde las pérdidas de -0,05 $ del año pasado. Ajustados son beneficios de 0,11 $, mejores de lo esperado.

Las ventas suben desde los 379,5 millones de dólares hasta los 398,8, por encima de lo esperado. Las ventas de publicidad descienden casi el 7% hasta los 130 millones de dólares.

- Groupon presenta unos resultados del primer trimestre con unas pérdidas de -0,04 $, reduciéndose un poco desde las pérdidas de -0,08 $ del año pasado. Las pérdidas son las esperadas. Ajustados son beneficios de 0,01 $, mejores de lo esperado.

Las ventas bajan desde los 698,4 millones hasta los 673,6 millones de dólares. Mucho peor de lo esperado.

Las perspectivas de beneficio bruto para todo el año están en la horquilla que va desde los 1300 millones de dólares hasta los 1350. Las cifras no gustan en el mercado y en preapertura se descalabra -6%.

Hasta el momento, el rendimiento de la campaña de resultados en el SP 500 sube la estimación de crecimiento del beneficio en el primer trimestre al 13,9% cuando hace 15 días más o menos estaba en el 10,4%.

En el apartado técnico, seguimos una situación parecida a la de las últimas sesiones. Si se fijan en el gráfico adjunto, donde tenemos los principales índices de Estados Unidos, verán que no conseguimos superar la zona de máximos anuales salvo en el Nasdaq, y hoy recuerden que Apple ha decepcionado y está bajando en el fuera de horas, por lo que vamos a tener un cierto punto negativo.

Luis Javier Diez.