Se espera una apertura alcista en Estados Unidos tras un buen dato de creación de empleo que no cambia las cosas con respecto a la reunión de la Reserva Federal el mes que viene, lo vista la reacción que ha tenido el mercado en la sesión europea, todo el mundo está muy alerta por si parece lo que no es.    
 

Ya terminamos la semana y tenemos el segundo plato fuerte de este período de 15 días tan importante.
Ayer el BCE cambió el tono y quitó la referencia a la deflación, así que los bancos tan contentos y más presión alcista para las rentabilidades en el mercado secundario.

Hoy tenemos el dato de creación de empleo. Veamos los datos:

- Creación de empleo no agrícola sube 235.000 mucho mejor que las 190.000 esperadas. El dato del mes anterior se revisa al alza de +227.000 a +238.000, y el anterior a la baja de +157.000 a +155.000

Tasa de participación de la fuerza laboral sube de 62,9 a 63%

Tasa de paro baja de 4,8% a 4,7% que era lo esperado.

Y muy importante: ingresos por hora de los trabajadores suben 0,2% cuando se esperaba 0,3%, lo cual quita hierro a las presiones inflacionistas. Esta cifra es tan importante para los operadores como la de empleo. 

Media semanal de horas trabajadas 34,4 horas que era lo esperado. 

Empleos del gobierno +8.000, privados +227.000 cuando se esperaba +193.000. 

Dato mejor de lo esperado, pero ojo que los ingresos por hora de los trabajadores, son menores a los esperados, lo cual compensa un poco las cosas. Es una cifra que no cambia nada. 
 
Los futuros sobre fondos federales tras la publicación siguen descontando subida de tipos la semana que viene. 

Mucha volatilidad como es normal en el dólar, y la reacción a la baja, parece más la típica de compra con el rumor y vende con la noticia que otra cosa. 

Para mí, dato que no mete más presión a los tipos, aunque haya quedado mejor de lo esperado, pero peor los ingresos lo cual compensa en parte. Lo dejaría en neutral a pesar de lo que parece a primera vista. Y en todo caso malo para bonos, bueno para dólar, y bueno moderadamente para las bolsas porque la economía va bien, pero los tipos como una moto. Bueno especialmente para los bancos. Pero tomemos estas valoraciones con moderación, porque la cifra no es nada decisiva en absoluto. 


Como vemos, hay muy pocas cosas que puede considerarse una sorpresa, y la única fuerte es que la cifra final ha quedado bastante alejada de lo que adelantaba el ADP que rozaba las 300.000. Una vez más, han acertado con el sentido de la cifra pero no en la cuantía. También, ha decepcionado el incremento de los salarios, por lo que no es un apoyo para la inflación.

En cualquier caso, no modifica para nada la visión de los mercados para tener una subida de tipos de interés la semana que viene, y en algún sentido, ya hay mucho descontado, siendo éste el principal peligro que tenemos encima de la mesa, que comience a venderse con la noticia, lo que representaría debilidad para el dólar y no tanto potencial alcista para las rentabilidades en el mercado secundario. Al mismo tiempo, también podríamos tener ventas en los mercados de riesgo, por lo que si unimos esto a que tenemos el viernes que viene el vencimiento trimestral de derivados, debemos tener suma cautela.

En Europa tenemos como mejores súper sectores a los bancos, cosa lógica si se mantiene la expectativa de subidas de tipos de interés, recursos básicos con un incremento del 1,3% pero sobre todo el de petroleras subiendo 2,12%, así que los sectores bancario, materiales y energía deben estar vigilados en el SP 500.

En el plano técnico, no se nos quita el miedo del cuerpo.

Seguimos vigilando al Dow Jones porque el de transportes sigue aumentando una divergencia bajista con respecto al de industriales que ha salido de la sobrecompra, por lo que la situación es bastante peliaguda.

dj


Además, si se fijan en el Nasdaq compuesto, estamos sobre el soporte de los 5800 puntos, ya jugando con la directriz alcista que viene desde los mínimos de noviembre con un RSI que sigue perdiendo fuerza.

nasdaq


Luis Javier Diez.