Se espera apertura moderadamente a la baja

1- Ayer Wall Street cerró bien, rompiendo máximos históricos y con el S&P 500 intentando pasar la gran resistencia 2,400. Los resultados de algunas minoristas, como los de Best Buy fueron clave. Lo curioso es que según datos de Lipper dados ayer por la noche, esta fortaleza reciente, a pesar de los líos de Trump (que ayer parece siguió defendiendo en la OTAN a Rusia) se produce con fuertes salidas de dinero de los fondos en renta variable de EEUU, casi 11.000 millones. En cambio siguen las entradas en los fondos europeos de renta variable y van 13 semanas. 

2- El Nikkei ha cerrado con bajadas

3- El yen está fuerte contra los demás cruces, y hay que recordar que tiene correlación inversa en los últimos tiempos en las bolsas. 

4- La libra está débil, tras verse en sondeos, que May, estaría perdiendo terreno en las elecciones que ella misma anticipó porque pensaba que iba a ganar escaños. Ahora se estaría viendo que esto no está tan claro. 

5- El protagonista indiscutible de la sesión es el petróleo. Las bolsas se están moviendo, en Europa, no tanto en EEUU, muy correlacionadas con el petróleo, y este lleva una caída durísima desde ayer. Ha perdido la media de 200 sin pararse, y la cota psicológica de 50. Tras esto subyace el comentario de muchos operadores, de que el acuerdo al que finalmente se está llegando no es suficiente, ni en tiempo ni en cantidad, y de ahí las ventas. Habría que estudiar bastante a fondo si esto es correcto, pero el caso es que el que manda es el mercado y como no remonte rápido corre el riesgo de estar formando un canal bajista y dirigirse a la parte baja en la zona de 44. Habrá que seguir sus evoluciones con cuidado.