Se espera una apertura moderadamente alcista en Europa.- 

1- El rebote de Wall Street del viernes desde la zona de mínimos es uno de los argumentos. Sorprendente la fortaleza del mercado americano, pese a los líos de Trump, pero la realidad es que el S&P 500 vuelve a no estar lejos de la zona de máximos históricos, eso sí en un mercado sin manos fuertes que se mueve bastante erráticamente manejado por manos débiles. 

2- Nueva posible operación corporativa, en este caso de Clariant con una compañía americana anima a los operadores. Este tipo de operaciones ya saben que siempre son bien vistas. 

3- También es un factor positivo la subida del petróleo. Hay mucho movimiento de la OPEP para subir las cotizaciones. Arabia Saudita ha estado lanzando durante el fin de semana nuevos mensajes de que avanza en las negociaciones para conseguir extensiones del acuerdo actual de rebaja de producción. Hoy el ministro de petróleo está reunido con Irak a este respecto. 

4- No obstante hay factores que limitan la subida. En primer lugar todos los enredos de Trump, que siguen pareciendo, no van a tener un buen final y con posibilidades de que acaben en moción de censura. Algunos medios americanos, este fin de semana, han llegado a decir, que su equipo jurídico ya se prepara para todo esto y las comparaciones con el Watergate son constantes. 

5- Y además incremento de la tensión geopolítica con un nuevo misil lanzado por Corea del Norte que ha viajado 500 km, antes de caer al mar. Además el gobierno de Corea del Norte ha dejado caer algo muy peligroso el fin de semana. Han dicho que ya tienen la capacidad de alcanzar con misiles a EEUU. Los expertos creen que exageran, pero imaginen la que se puede liar si los americanos pensaran que esto es cierto.