Se espera apertura moderadamente bajista en Europa

1- La fuerte bajada de las materias primas está pesando negativamente en la apertura de hoy. 

2- En primer lugar hará daño a las petroleras el fuerte desplome del petróleo. Ayer perdió casi el 5% el futuro del crudo WTI, pero es que hoy cae casi otro 2,5%. La pérdida del peligroso soporte de 47 dólares, como fuimos comentando durante la semana ha supuesto una explosión de ventas. Ha perdido todo lo ganado con los recortes de producción. El mercado es muy escéptico sobre los mismos, pues ve como EEUU no para de compensar subiendo su producción, y tampoco tienen claro si habrá prórroga. 

3- Pero no solo cae el petróleo, que tiene muchas derivadas y consecuencias sobre otros mercados, y sobre la inflación de las grandes potencias, también tenemos por ejemplo el cobre en mínimos de 4 meses y ojo al futuro del mineral de hierro en China. Ayer bajó el 8%, pero es que hoy lleva otro 7% de caída. Las mineras de Australia han caído durante la madrugada, y es de suponer que pasará lo mismo con las europeas y con las de EEUU. El sectorial de materiales básicos lleva una semana aciaga. 

4- Esta caída de las materias primas, no ayudó al cierre de ayer en Wall Street, que sigue completamente atrancado desde hace  muchos días, incapaz por completo de seguir las subidas en Europa.  Hay que recordar que la subida europea viene apoyada por manos fuertes, pero que estos grandes operadores están ausentes en EEUU. Ayer no se hizo mucho caso, a algo que en otros momentos hubiera supuesto una subida fuerte en Wall Street. Y es que Trump consiguió después de muchos intentos que la Cámara de representantes aprobara su derribo del Obamacare, con lo cual numerosas personas se quedan sin atención médica. Esto antes hubiera sido considerado por las bolsas como "positivo" porque demuestra que sí es capaz de sacar la reforma fiscal adelante, pero el efecto Trump, de momento ha desaparecido. 

5- Hoy habrá bastante prudencia por parte de los operadores, debido que a las dos y media se dará el dato de empleo, que suele dar mucha volatilidadad. Y también hay que recordar que el domingo es la segunda vuelta de las elecciones francesas.