Sociedad Anónima
en la categoría de Economía
Una sociedad anónima (S.A.) es una sociedad mercantil cuyo cap8ital social está dividido en acciones (que pueden estar representadas mediante títulos o mediante anotaciones en cuenta). Los socios no tienen que responder personalmente por las deudas sociales. Su responsabilidad queda limitada al capital aportado.
La sociedad anónima debe formalizarse mediante escritura pública e inscribirse en el Registro Mercantil. Para crear una sociedad anónima , sólo es necesario un socio, aunque debido al elevado capital exigido para su puesta en marcha, lo normal es que concurra un mayor número de socios. El capital mínimo en una sociedad anónima es de 60.101,21 euros y debe estar totalmente suscrito en el momento de la constitución de la sociedad y desembolsado en , al menos, un 25%, el valor nominal de cada una de las acciones.
Una S.A. tiene dos órganos: la junta general de accionistas y los administradores. La junta es el órgano deliberante. Es la reunión de los accionistas que, debidamente convocados, deliberan y deciden por mayoría los asuntos de su competencia. Hay dos clases de juntas: la general ordinaria y la extraordinaria. La primera se reúne en los seis primeros meses de cada ejercicio para hablar de la gestión social y aprobar las cuentas del ejercicio anterior. La extraordinaria se puede convocar siempre que se estima conveniente para los intereses de la sociedad. Los administradores son el órgano ejecutivo. Se encargan de la gestión permanente de la sociedad y de representarla en sus relaciones con terceros. Convocan las juntas, informan a los accionistas, formulan, firman y depositan las cuentas en el Registro Mercantil.
La acción de una sociedad atribuye a su titular la cualidad de socio, con todos los derechos que regula la ley. Estos son los siguientes:
Participar en el reparto de las ganancias sociales que se decidan repartir y en el patrimonio que resulte de la liquidación si la sociedad se disuelve.
Suscripción preferente tanto en nuevas acciones emitidas como en obligaciones convertibles en acciones.
Asistencia y voto en las juntas generales de accionistas si tiene el mínimo de acciones que a través de los estatutos se haya fijado y derecho de impugnación de los acuerdos sociales.