Triángulo simétrico
en la categoría de Análisis técnico
Se caracterizan por fluctuaciones de precios que marcan crestas decrecientes y valles crecientes. La línea que une las crestas y la que une los valles son convergentes. Son precisos al menos cuatro puntos para definir un triángulo simétrico, (dos crestas y dos valles). No obstante es frecuente que los triangulos esten definidos por seis ó más puntos. El período de tiempo preciso para su desarrollo oscila entre uno y tres meses aunque no es infrecuente encontrar grandes triangulos simétricos que se extiendan durante períodos de tiempo mucho más amplios, y que se identifican fácilmente en los gráficos semanales.
El volumen durante el desarrollo de un triángulo simétrico tiende a decrecer a medida que se avanza hacia el vértice (punto en que confluyen las líneas convergentes que delimitan el triángulo).
La figura queda completada cuando los precios escapan fuera de los límites del triangulo y progresan más de un 3%. Normalmente el escape suele producirse entre la mitad y los tres cuartos de la distancia que media entre la base del triangulo (extremo izquierdo) y el vértice.
Una vez confirmada la figura y producido el escape alcista o bajista, el objetivo de los precios puede calcularse proyectando verticalmente hacia arriba, o hacia abajo según sea el caso una distancia equivalente a la anchura de la base del triangulo.
Palabras relacionadas: Figuras de continuación