Andrés Jiménez, analista y CEO de enbolsa.net, analiza diferentes índices desde el punto de vista técnico para trazar niveles de entrada u objetivos. 
 
DAX: Lo primero es entender el gráfico desde la perspectiva de medio plazo. En gráfico diario vemos cómo sigue esa estructura bajista dentro de un canal bajista donde ya tenemos tres apoyos. Básicamente tres puntos arriba y dos abajo. En el último mes ha generado un proceso correctivo. Una vez perforada la directriz de ese proceso correctivo parece que está fomentando ese impulso a la baja. Desde aquí ya comienza a caer. No sería nada raro ver cómo otros índices europeos intentan atacar la zona de mínimos del pasado mes de febrero. En un gráfico de una hora observamos cómo el rebote que se está produciendo en los mercados ha llevado al índice a su primera zona de resistencia. Aquí podemos tener una posibilidad de plantear una estrategia bajista para los próximos días en el DAX. La idea es si en diario es bajista y si en una hora te enfrentar a una resistencia lo normal es que cueste superarla y que genere un movimiento a la baja. Como estrategia podemos utilizar los niveles actuales. El stop en 9.825 y el objetivo en los niveles de 9.470. Es un plan estratégico que viene afianzado con los movimientos intradiarios.

IBEX 35: En el gráfico diario se observa cómo la tendencia sigue siendo bajista. Mientras no supere la directriz bajista no entrará en una secuencia alcista. Una vez que ha perforado los niveles no sería raro ver de nuevo cómo los índices europeos atacan de nuevo la zona de mínimos. Si cuando el Ibex 35 vaya a buscar mínimos genera una divergencia alcista estaríamos en una oportunidad de compra. Pero de momento sólo puedo plantear opciones de venta de cara a los próximos días. En el gráfico de una hora vemos que de momento que en la zona de los 8.000 puntos es una zona importante y ahora está en tierra de nadie. Está en una situación dónde técnicamente está en una zona de control. En los 8.400 puntos podríamos atacar mucho más cómodos el lado bajista. Todavía le podría quedar un poco de subida.

S&P 500: Tiene una estructura en diario totalmente distinta. El movimiento tendencial sí corresponde a una tendencia alcista por encima de la media móvil y está intentando atacar su zona de máximos. En una hora vemos que la estructura es radicalmente distinta. Está por encima de la media de 150. Esto significa que si el mercado de acciones retrocede, provocará impulsos bajistas en DAX e Ibex como hemos visto anteriormente y en Estados Unidos será simplemente un proceso correctivo saneando toda la subida de la semana anterior. Cuando el S&P 500 se aproxime a la zona de 2.060 o 2.058 puntos a partir de ahí vamos a plantear una opción compradora.