El experto analiza técnicamente el aspecto técnico de varios índices americanos.
DOW JONES

Vemos que los precios han logrado una escalada alcista después de la volatilidad del mes de marzo para llegar a máximos históricos. La pregunta es si este avance si superará los máximos o si los precios están recortando y con posibilidades de conformar una zona de doble techo.

En primer lugar, creemos que si el mercado está en una tendencia alcista, la lectura más viable es que el mercado ya haya desarrollado una formación de triángulo uniendo la zona de techos. El hecho de que el mercado haya detenido su escalada justamente en la zona de máximos históricos de 16.600 puntos, de alguna forma nos coloca en un estado de alerta para el corto plazo.

Si la lectura es alcista lo que deberíamos estar expectantes es que esta definición post triángulo pueda eventualmente llevarnos en las próximas semanas hacia un objetivo alcista que nos colocaría en torno a los 17.400 puntos.

S&P500

A diferencia de lo que pasó con el Dow Jones, el S&P500 sí logró superar los máximos históricos previos, que hubiera alcanzado este año. El mercado logró su máxima cotización hasta el momento en los 1.894 puntos.

Sin embargo, estamos teniendo una zona de resistencia muy importante en las zonas de 1.890 y 1.900 puntos. Será clave que el mercado pueda superarla para poder liderar un movimiento de subida mucho más ambicioso. Mientras esto no ocurra, debemos asumir que el índice se encuentra en zona de resistencia y con posibilidades correctivas hacia delante.

Estamos esperando por tanto a ver el funcionamiento de la resistencia de 1.890 y 1.900, que será clave para definir si hay proceso correctivo o no.

NASDAQ

Vemos que a diferencia de lo que pasó con el Dow Jones y el S&P 500, sí que tuvo un proceso correctivo importante durante el mes de marzo que incluso podíamos considerar que es completo. Sin embargo, es llamativo como en la recuperación de los últimos días ha logrado responder a los niveles de resistencia que se observan en el gráfico.

Está haciendo una recuperación para luego retomar de nuevo la tendencia bajista. Hay que considerar si todas las subidas de los últimos días son de carácter contratendencial y si el mercado retomará su corrección.

Claramente vemos que las zonas de los 3.600 son zonas de contención importante. Pero la ubicación más importante está en los 3.570 puntos. Eso se transforma en el nivel de soporte más importante que debe afrontar el índice.

Hoy por hoy, para poder tomar una visión positiva directa, necesitaríamos que el mercado reconociera los niveles de soportes creados de los 3.570 puntos y finalmente logre superar los 3.680 puntos, ya que el quiebre de esa zona será el detonante para la liberación de los precios hacia nuevos máximos por encima de los vistos en el mes de febrero.