Las bolsas en octubre experimentaron un fuerte rebote al materializarse los dos catalizadores esperados (ciclo y bancos centrales). Este mes de noviembre apunta a ser de transición a la espera de que diciembre pueda traer movimientos decisivos, como la subida de tipos en EEUU o el aumento de los estímulos monetarios en Europa. 

 Ciclo global no está tan mal. El crecimiento, aunque moderado, continúa

China se estabiliza: desaceleración sí, recesión no. Progresiva transformación del modelo de crecimiento.

Estados Unidos: pese a debilidad en datos más recientes, sólido ritmo de crecimiento de fondo, consumo privado fuerte.

Eurozona: se mantienen tasas de crecimiento, indicadores adelantados positivos pese a factores en contra (escándalo Volkswagen).

Los bancos centrales seguirán apoyando. Divergencia FED y BCE
FED (28-octubre): resta importancia al contexto internacional y confirma buen tono de la demanda interna y mercado laboral. Puerta abierta a subida de tipos en próxima reunión (16-diciembre), pero subida moderada y gradual es una buena noticia económica.

BCE (22-octubre): muestra preocupación por no alcanzar la estabilidad de precios (inflación 2% a medio plazo) por la presión de Emergentes. Puerta abierta a nuevos estímulos monetarios (más QE) en próxima reunión (3-diciembre).

Otros bancos centrales (China, Suecia, Japón...): más estímulos en próximos meses para combatir inflación demasiado baja.

Riesgo político. Elecciones Generales España (20-D). Elevada fragmentación parlamentaria. Es necesario consenso político para seguir adelante con las reformas estructurales que apoyen la continuidad del crecimiento económico.

Noviembre, mes de transición a la espera de bancos centrales en diciembre (3-dic BCE y 16-dic FED). La macro, clave en la toma de decisiones: empleo e inflación en USA, inflación y Euro en Eurozona, indicadores de ciclo en China, que determinarán junto a la evolución de los mercados financieros lo que finalmente hagan FED (¿subida de tipos?) y BCE (¿más QE?).

Fondo positivo para bolsas (crecimiento económico y de resultados empresariales, favorables condiciones financieras, represión financiera) pero con previsible volatilidad intermedia (subida de tipos FED, riesgo político). Las caídas son para comprar.

Asset Allocation

1) Renta Fija

Elevada volatilidad. Mercados ilíquidos.
A favor: tono más "dovish" de los bancos centrales ante los riesgos procedentes de Emergentes, especialmente para la inflación.
Con una visión medio plazo, los tipos actuales de DP no compensan riesgo duración o riesgo de crédito.
Renta Fija privada. Oportunidades tras los tensionamientos y ante la posibilidad de más "QE" del BCE.

2) Renta Variable

En términos relativos, ofrece la mejor rentabilidad/riesgo. Mejor desarrolladas que emergentes. Mejor Europa por valoración y apoyo BCE. Peor EEUU por apreciación USD y subida de tipos.
En términos absolutos, las valoraciones vuelven a estar algo ajustadas tras las recientes subidas.
Dividendos es una fuente de rentabilidad a considerar.

3) Divisas

Tener un porcentaje de dólares en la cartera.
Subidas de tipos en USA para finales de año/principios 2016 y posibilidad de más QE por parte del BCE favorecen al billete verde, aunque el grueso del recorrido estaría hecho.