Desde el IEB, Lorenzo Dávila, jefe del departamento de investigación del IEB reclaman que “el Caso Madoff debería convertirse en materia de estudio en las escuelas de negocio y universidades para que aprendamos cómo no ser engañado por entidades y fondos de inversión”.
Dávila también recuerda otras estafas piramidales como “la de Ponzi o la llevada a cabo por la hija de Larra, que tienen raíces latinoamericanas” y, es que, según este experto “en los países de origen latino tenemos la mente muy abierta hacia procesos de ganar dinero fácil y rápido”.

Lorenzo Dávila considera que “fue difícil de detectar esta estafa porque Madoff fue durante muchos años un hombre respetable por su reputación en los mercados” aunque, también reconoce que “hay fallos de regulación” ya que “la auditoría de Madoff dependía únicamente de él”. Además, “la Madoff Investment Securities tuvo dos inspecciones en profundidad de la SEC, más otras 8 antes de que saltara el escándalo, por lo que también hay una clara responsabilidad del supervisor”.

Una estafa como la de Madoff, el experto considera que “en España no sería posible por cuestiones regulatorias y de supervisión” pero “en EE.UU. ha sido posible por el fondo reputacional que este personaje tenía”.

Dávila remarca que “hay una necesidad de ética y formación por parte de los players que operan en los mercados financieros” ya que “una cuestión de ética, a largo plazo, también produce rentabilidad y tiene retos más positivos”.

Aún así, hoy por hoy “una estafa como la de Madoff sí que se puede repetir” aunque “con esta lección hemos aprendido que se pueden minimizar las consecuencias”.


Lorenzo Dávila, jefe del departamento de investigación del IEB, en declaraciones a Gestiona Radio.