“El Banco de España mira al futuro y se propone medidas para mejorar la situación. Me parece correcto una vuelta de los supervisores a las entidades”.

Enviar ‘hombres de negro’ a las 16 mayores entidades del país “me parece correcto. Se confió mucho en modelos que nos inventamos economistas bajando la presencia in situ de los inspectores en las financieras, pero ésta debe retomarse”.

“Cuando una entidad quiebra se puede llevar por delante a todo el sistema, las familias y, por ende, a las economías. Por tanto, la supervisión de los bancos debe ser como la de las centrales nucleares. Todo tiene que estar previsto”.

“En Alemania también ha fracasado mucho más el modelo de supervisión bancaria”.
“Lo más grave de las acusaciones que se hace desde los inspectores, es que ellos hacían informes detectando errores en la entidad, pero que llegaban a la supervisión edulcorados. Los inspectores del BdE no pueden hacer este tipo de ocultaciones”.


Declaraciones a Radio Intereconomía