BBVA tiene muchas posibilidades de salir adelante sin ampliaciones de capital. Tiene unos costes muy ajustados por lo que es una excelente compra ya que la recuperación del valor debería ser muy elevada, reconoce Josep Prats, de Ahorro Corporación.
Los índices siguen sumando posiciones. El centro de atención sigue muy sumido en España y esto podría deberse a la rebaja de calificación de S&P sobre los bancos españoles que sería coherente si piensa lo que piensa sobre la deuda pública española. Siempre se puede debatir las especificaciones de estas agencias pero el mercado está presentando unos diferenciales incluso más lesivos para la calificación, pagar un 6% en la deuda es típico incluso de un bono basura. Vamos a ver si España pagará, si ajusta la deuda pública lo haráy si es así poco a poco se irá recuperando la confianza en la economía española, los bancos y en definitiva, en la Zona Euro, explica Josep Prats, director de gestión de patrimonios de Ahorro Corporación en Radio Intereconomia.

Los niveles de tipos que estamos pagando en la deuda a diez años empiezan a ser preocupantes. “Es alarmante que sean 400 puntos más que la deuda alemana. Tenemos que ver si la reunión del BCE sale algún mensaje de aliento y si tras las elecciones francesas se sientan el presidente francés y la canciller alemana para sentar las bases para un fortalecimiento del euro”.

OHL. La operación con Abertis es buena, asienta los intereses de la compañía en un sector como el de la concesionaria de autopistas y es un valor que consigue capear la crisis del sector público en España. Está bien gestionada, tiene un propietario importante y definido, lo que le hace tener una gestión muy prudente y adecuada, y esto lo convierte en una excelente compañía del sector de las infraestructuras en España. Sería comprador de esta compañía.

BBVA. Es una excelente compra, costes muy ajustados, posibilidades de que siga adelante sin ampliaciones de capital importantes y si eso es así, la recuperación de valor debería ser muy elevada.

Gamesa. El gran valor de esta compañía está en su capacidad exportadora y fabricación en los emergentes, en España las cifras seguirán siendo malas pero el precio lo recoge. Puede ser una buena opción comprar el valor con horizonte de largo plazo.

BCE, las compras de bonos serían los periféricos, no iba a ser algo recurrente y esto asustaría a los mercados. Siempre se puede considerar algo excepcional, pero creo que rebajar un poco las declaraciones y volver a infundir la confianza a los mercados de que comprará bonos si es necesario, sería bueno. Algo de esto podríamos esperar. En general declaraciones que tiendan a confirmar que no se dejará caer a los países europeos más allá de medidas concretas. Puede ser más beneficiosa una buena declaración que una bajada de tipos.

IAG. Sería más prudente. Creo que la situación de presión en márgenes se mantendrá durante un tiempo prolongado, el crecimiento en Europa no se verá en un año ni en dos, eso no quiere decir que las bolsas no estén baratas pero compañías con un componente tan cíclico como es IAG no sería la más adecuada para invertir en este momento.

En cuanto a las recomendaciones “sigo recomendando bancos a pesar de lo mal que lo están haciendo. Es el sector más volátil pero será el que decida el signo de la bolsa. Una cartera diversificada en bancos europeos podría ser una buena alternativa hasta final de año”, concluye.