En un entorno de subidas continuadas en los índices americanos, el experto apunta que ante un parón de Wall Street, la bolsa que más podría sufrir sería la europea.
 
¿Cree que podríamos subir más ahora mismo desde los niveles en los que estamos en EE.UU.?
Llevamos en esta ocasión cinco máxmos consecutivos  desde el jueves pasado. Creo que habría que explicar por qué estamos en esta vorágine alcista en estos últimos días. Yo identificaría varios factores. El primero es que hay una especie de fe renovada con Donald Trump después de que las semana pasada dijese que iba a presentar rebajas fiscales. Eso motivó a los inversores que habían empezado a pensar que se iba a dejar para 2018, si en un primer momento se estaba poniendo más acento en las políticas proteccionistas.

El segundo es su motivo técnico, la culminación de un pullback de libro. El Dow Jones hace dos semanas superó los 20.000 puntos y en la zona de 19.800 volvimos a rebotar. El viernes pasado tuvimos un cierre semanal por encima de los anteriores máximos y esta semana hemos seguido subiendo.

En tercer lugar, tenemos que ver que el mercado está celebrando el hecho de que próximamente –quizá en marzo o mayo- va a haber una subida de tipos de interés. Esto que en otras ocasiones hubiera dado algo de miedo, lo que hace es impulsar a los bancos americanos –JP Morgan y Goldman Sachs en máximos históricos- y eso también se está contagiando a Europa.

Creo que estos son los tres factores que nos están llevando a estos niveles. Ahora mismo en Wall Street estamos en subida libre, el camino está totalmente despejado. En Europa nos estamos empezando a chocar con los anteriores máximos, especialmente . Entre los 11.850 y los 12.000 puntos el DAX tiene una zona de resistencia importante, el Ibex no consigue tampoco superar los 9.600 puntos.

Yo diría que el 100% de la subida que tenemos en Europa se debe a la fortaleza de Wall Street. En el momento en el que Wall Street se pare, y no creo que estemos ante un 5-10% de subida adicional, creo que en Europa nos vamos a ir para abajo.

¿Cómo va a afectar la subida de tipos de interés en Estados Unidos a los mercados?
Estamos viendo que es así. Ya sabemos que los mercados cambian su humor muy rápido, el año pasado oir hablar de subidas era poco menos que un drama y ahora favorecen a las bolsas, por el sector bancario.

La comparecencia de Yellen en el senado sorprendió un poco, pero sí que dijo que los tipos tendrían que subir pronto, porque si no eso podría obligar luego a la Reserva Federal a subirlos rápido. El mercado descuenta que en la primera mitad de año va a haber una subida de tipos.

Luego hemos tenido un dato de inflación por encima de lo esperado y de los objetivos de la FED. Creo que más bien en mayo que en marzo tendremos subidas.

Rovi ha publicado una mejora de los resultados del 32% y hoy sube con fuerza. Reig Jofre sube alrededor de un 10% en lo que va de año.  Quería preguntar si es buen momento para invertir en el sector.
Yo creo que sí, Grifols también lo está haciendo muy muy bien. Es verdad que la compañía tiene la particularidad de tener una fuerte exposición a Estados Unidos. El sector salud, aunque pueda ser defensivo me parece interesante para tener en cartera. Este tipo de empresas – Almirall también lo está haciendo bien- tiene sentido incluirlas dentro de una cartera.  Grifols es un valor que tendría en cartera.

De las empresas que quedan por publicar resultados, ¿espera alguna sorpresa?

Yo espero con especial interés los de Telefónica. Es una empresa que se está recuperando y vamos a ver qué resultados presenta. Vamos a ver cómo le afecta su exposición a Reino Unido y a Brasil.
Haciendo un repaso a los resultados de Wall Street, no ha sido una gran temporada. Un 68% han sorprendido al alza, por debajo de la media de los últimos cuatro trimestres, que estaba por encima del 70%. Si nos fijamos en las ventas, han sido mucho más débiles, un 48% por encima de lo esperado.

Es verdad que ha habido compañías concretas, como Apple o los bancos que han presentdo buenas cuentas y eso por sí solo ha resultado un estímulo pero no diría que los resultados nos han traído a estos máximos históricos.

¿En el caso de que Wall Street corrija Europa puede seguir cotizando al alza?
No, basta con que Wall Street se pare y deje de subir como ocurrió entre el 15 de diciembre y finales de enero. Ahí Europa, sobre todo en la primera sesión del año no lo hizo mal. Pero si Wall Street se para en Europa todo el riesgo país, político que tenemos en Europa nos llevaría hacia abajo. Nos parece que Europa tiene más potencial de caer en el corto plazo que Wall Street.