El Ibex 35 lleva unos años por detrás de sus pares europeos. ¿Creen que con la rotación hacia el ciclo y el ‘value’ puede ser el momento del selectivo español?

El IBEX 35 efectivamente lleva unos años que no acaba de atraer inversiones extranjeras, y nos hemos quedado un poco relegados con respecto a otros índices europeos. Hay compañías que efectivamente pueden tener ese momento y creemos que se puede rotar un poco más hacia ese tipo de valores, pero nosotros en TREA consideramos que es mucho mejor estar en valores sobre todo de calidad, valores muy consistentes, un poco más fuertes. Es verdad que algún valor tipo value tenemos en la cartera, pero preferimos aquellos valores que no están bajo este tipo de inversión, porque consideramos que son más estables y sólidos.

Dentro del Ibex 35, los sectores que más ponderan son bancos y energía… ¿Qué visión tienen de estos dos sectores?

La banca desde la ultima crisis financiera ha hecho unos grandes esfuerzos por transformarse, su negocio se ha digitalizado. Pero sigue habiendo todavía algunos problemas dentro de este sector, que no acaba de dar lo que nosotros consideramos unas perspectivas de valor interesantes. Es verdad que la banca ha sido un motor principal y tiene dentro del índice un peso muy importante y pensamos que en esta situación de normalización de políticas monetarias pueden tener actualmente un recorrido al alza, pero no todos los bancos. El sector bancario, tanto español como europeo, está en un proceso de consolidación de inversión, de fusión de entidades, puesto que el regulador europeo lo que necesita son menos entidades más sólidas. Seguimos viendo el sector interesante pero somos un poco más prudente. Dentro del sector financiero, nuestro equipo de analistas y de gestión consideramos que dentro de la parte financiera hay un poco más de valor en las aseguradoras que en los propios bancos en sí. 

Respecto al sector energía, estamos desde hace unos años en un proceso muy importante de una transición a la economía verde, y esto es un cambio imparable en el que hay un único camino. Es verdad que la compañía que más pesa en el índice es Iberdrola, una empresa globalizada, mundial, que está en muchos sectores geográficos y ha hecho un esfuerzo enorme por seguir los criterios de ESG y de emisión o creación de energía a través de canales verdes o no contaminantes. Estamos mucho más tranquilos en inversiones dentro de la parte de energía puesto que creemos que la energía es un producto que vamos a necesitar siempre y ha hecho profundos cambios diferenciales en el sector, y aquí vemos retornos no solo de esperanza de revalorización de acciones sino de dividendos muy interesantes. Nos gusta más este sector que el financiero, aunque ambos ahora mismo tienen una proyección bastante buena. 

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

También son importantes las empresas ligadas al turismo. ¿Ven oportunidades de entrar a precios baratos para aprovecharse de la recuperación?

España está en los primeros puestos en el ranking mundial de mejores países que reciben turismo y además tenemos unos servicios de gran calidad respecto al resto de la media europea o al mundo, y cuando hablo de calidad hablo de relación calidad-precio. España tiene una infraestructura en sus costas y ciudades de una elevada calidad acompañada de un precio bastante competitivo, por tanto España no solo es un país exportador sino que además recibimos una importante cantidad de turismo, a veces más incluso que EEUU o Francia. Pensamos que con este escenario, y una vez que se vuelva a la situación prepandemia, nos va a favorecer. Además, no hay que olvidar que España ahora mismo cuenta con unos elevados niveles de vacunación y eso también permite dar una tranquilidad a los turistas extranjeros que nos visitan. Es un sector que para nosotros va muy pegado al ciclo y que creemos que va a despegar claramente.

En este comienzo de 2022 está corrigiendo lo mejor que ha funcionado en los últimos años como Cellnex, Fluidra o Rovi… ¿Hay que estar fuera o creen que es una simple corrección?

En el caso de Laboratorios Rovi, ha entrado recientemente en el Ibex 35 y eso significa que muchos fondos de inversión o ETFs necesitan captar este valor. Nosotros pensamos que en las métricas de Rovi ya era muy exigente y a pesar de que entramos hace tiempo en estas inversiones nosotros hemos ido vendiendo paulatinamente. Seguimos teniendo valores todavía. Cellnex, por su parte, ha tenido también un corrección muy importante pero pesamos que Cellnex a estos precios, después de estas correcciones, es atractiva y ahora es un momento para aprovechar y volver a recoger parte de ese valor. En el caso de Cellnex vemos más valor que en Rovi o Fluidra. Creo que Cellnex en un buen valor para entrar en estos niveles en el Ibex. En cualquier caso, Fluidra y Rovi si el inversor las ha mantenido habría que mantenerlas, no vender, porque aun pueden tener un poco más de valor en este año. Pero con más convicción, Cellnex con respecto a las otras dos.

El fondo Trea Iberian Equities también puede comprar compañías portuguesas… ¿Ven valor en el país vecino? ¿En qué tipo de acciones?

El país vecino ha hecho cambios profundos no solo en su economía, sino que también ha habido una intervención por parte de la UE y ha hecho que todo el esquema empresarial haya cambiado y tenido transformaciones profundas. Vemos Portugal un país muy interesante y con compañías de muy buena calidad. El sector bancairo portugués también ha tenido una crisis muy potente y esto ha repercutido en su mapa empresarial porque algunas crisis de estos bancos han afectado de forma directa no solo a la deuda país sino a su economía. Por tanto, nosotros en Portugal buscamos e invertimos en compañías de gran calidad y sobre todo tenemos empresas muy de ciclo y con accionariados muy potentes. Ahora mismo en toda la cartera tenemos un exposición en Portugal en torno al 7-8% y ahí tenemos un poco de todo, pero siempre compañías de calidad. Portugal es uno de nuestros habituales dentro de las inversiones del fondo.