El analista independientey colaborador de Interdin.com, Isaac Sánchez, analiza la situación del Eurostoxx y futuros.

Esta semana vamos a tratar de capturar un movimiento en el lado corto de la renta variable europea, para lo que utilizaremos el futuro del Eurostoxx 50, que representa las 50 mayores empresas capitalizadas en Europa. La razón de buscar este lado corto se encuentra en que el pasado 4 de abril vimos en Estados Unidos lo que podría considerarse como la vuelta en un día de los índices directores, como el S&P 500 o el Dow Jones.

El índice lleva unos cinco años con una fuerte tendencia alcista. En esto, no se ha producido todavía una corrección de cierto calado, con lo que el riesgo de que lo haga próximamente existe. Pensamos que ese factor podría arrastrar a la renta variable europea.

De hecho, si observamos el gráfico en cinco minutos del Eurostoxx 50, podemos ver que el índice podría haber alcanzado la parte alta del canal alcista que está desarrollando. Al igual, podemos ver que está bastante sobrecomprado. Por lo tanto, esperamos una corrección proporcional dentro de su actual tendencia alcista. También debemos considerar ciertos motivos extraeconómicos, como puede ser el recrudecimiento de la crisis política en Ucrania.

Para intentar capturar el próximo movimiento a la baja, deberíamos vender sobre los niveles de 3.126 puntos. Así, colocaríamos nuestro stop en el entorno de los 3.187, por encima del último alto relativo que marcó el pasado viernes. Para estrategia, nuestro objetivo estaría en la parte baja del canal, marcada por los 3.090 puntos.