Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG, analiza la situción del mercado europeo y estadounidense.

¿Cree que podremos entrever en el informe mensual del BCE una posible actuación en su próxima reunión de diciembre?
No creo que en este informe desvele posibles actuaciones. Lo que me llama la atención es que le mercado pasara por alto que se confirmara que las actuaciones se habían tomado por unanimidad, eliminando los temores del ‘golpe de estado’ en el organismo. Además, también se pasó por alto que el BCE dijera que habían encargado a un grupo de técnicos el estudio de nuevas medidas concretas. Todo esto aumenta las posibilidades de actuación del BCE a corto plazo, un paso más hacia la relajación cuantitativa mediante dos posibles medidas:
- compra de deuda privada
- compra de títulos de deuda soberana

El mercado español también está pasando por alto la consulta por la independencia de Cataluña y la mejora en las encuestas del movimiento Podemos…
El mercado tiene descontado al 0% un proceso independentista de Cataluña o que Podemos pueda formar gobierno. Es cierto que la prima de riesgo de Cataluña está empeorando y se están vendiendo más bonos de allí, pero ni la bolsa ni la prima de riesgo españolas están sufriendo por esto. Estos son dos problemas que al mercado le preocupan cero.

¿Cómo ve el sector de teleoperadoras en Europa?
La verdad es que no. Jazztel habría sido una oportunidad de compra fantástica este año por el proceso de compra, pero más allá de estos procesos corporativos, no es un sector más atractivo que la media: cada vez hay más competencia, los márgenes se van estrechando y hay compañías, como Telefónica, que tiene presencia en economías que pierden impulso –Brasil- y les afecta a las cuentas. De hecho, creo que lo que más ha afectado a Telefónica este año es la devaluación de las divisas y su exposición a Brasil. No creo que el próximo año sea mejor para Telefónica ni que el valor lo vaya a hacer mejor que la media del Ibex 35.

Además, invertir en el sector en base a expectativas de operaciones corporativas tampoco me parece una buena idea.

¿Qué sectores podrían verse beneficiados de que los republicanos se hayan hecho con el Senado de EEUU?
El sector petrolífero y empresas armamentísticas podrían ser las más beneficiadas de un senado republicano.

Además, hay una pauta estacionaria que dice que el mercado funciona mejor con un Senado republicano. No obstante, no tomaría ideas de inversión basándome en estas situaciones casuísticas. De hecho, viendo la caída del precio del petróleo, lo que menos ganas da es comprar petroleras.

Pero, si llegamos a un shut-down y cierre de la Administración, ¿se podría frenar el avance de Wall Street?
El hecho de que los republicanos se hayan hecho con el Senado y el Congreso hacen que sea más complicado llegar a un shut-down. De hecho, el mercado no parece estar descontándolo.

El foco de mayor incertidumbre ahora en las bolsas es el conflicto entre Ucrania y Rusia. El rublo sigue desplomándose mientras la rentabilidad del bono ruso está en máximos y, mientras los CDS sobre bonos ucranianos se están tensando mucho.