En 2014 la emisión de bonos sigue siendo interesante , también por los valores subyacentes. Renaud Martin, gestor del fondo  Mirabaud Global Convertible Bond explica los motivos y las compañías por las que lo son.


¿Por qué deberíamos incluir a los bonos convertibles durante 2014?
Los últimos dos años han sido fantásticos para los bonos convertibles, con rendimientos increíbles tanto en 2012 como en 2013. En 2012, fue la parte del cupón de los bonos la que impulsó el rendimiento mientras que, durante 2013, los resultados fueron estimulados por la subida de los valores subyacentes, o de la opción de los convertibles.

En 2014 creemos que sigue siendo interesante tener bonos convertibles en cartera, también por los valores subyacentes, aunque veremos un poco más de volatilidad. Los valores se moverán más por los resultados individuales de las compañías que por el nivel general de los mercados. Además, observamos crecimiento en el mercado de los bonos convertibles. En 2013 se registraron emisiones por un valor total de 25.000 millones de euros y creemos que 2014 seguirá siendo un año interesante en cuanto a emisiones.

¿Tienes a compañías españolas en cartera?
También hay compañías españolas que emiten bonos convertibles. El año pasado tuvimos a Abengoa, por ejemplo, o a Meliá. Recientemente hemos comprado bonos de Indra, en el sector TI. También hemos visto una emisión interesante de Caixabank, que hemos comprado, así como de Iberdrola. Todos estos bonos han tenido un comportamiento muy bueno, y creo que viene bien tenerlos en cartera.

Compañías españolas que buscaban financiarse a través de renta fija durante 2013 han tenido que pagar mucho. ¿Podemos esperar estos mismos rendimientos durante 2014?
Desde un punto de vista corporativo, los bonos convertibles son muy interesantes. Permiten financiarse con un interés por cupón más bajo que los bonos tradicionales, ya que existe la opción de convertirlos en acciones. La subida de la bolsa durante el año pasado, en mi opinión, hace que sea un buen momento para que las compañías españolas entren en el mercado de los bonos convertibles porque, al estar los valores en un precio alto, la dilución posterior también va a ser más alta. A las compañías les interesa, y estoy seguro de que las empresas españolas emitirán más bonos convertibles para financiarse.

Gestionas dos fondos, ¿correcto?
Si, gestionamos un fondo de bonos convertibles europeo y otro fondo de convertibles global, que incluye a Europa, Estados Unidos y Asia.

¿Cuáles son tus posiciones principales en el fondo europeo?

Decidimos nuestras inversiones a través de ‘bond-picking’, basándonos en el análisis del valor subyacente. Una de las posiciones principales que tenemos es Daimler, del sector automoción, una empresa que nos gusta mucho.

También nos gusta Cap Gemini, del sector TI en Francia, así como Indra, en España. Igualmente, hemos apostado por Caixabank, como no tenemos muchas emisiones de entidades financieras en el fondo hemos aprovechado para entrar en un banco; una emisión, que por cierto, tiene una convexidad muy interesante. Es realmente una de mis posiciones favoritas.

En una valoración general, nos gusta el sector de los bienes de consumo y de la industria. Aquí en España tenemos a Iberdrola. Creo que conviene tener en cartera estos valores cíclicos-tardíos porque estamos viendo que el crecimiento empieza a retomar el pulso en Europa, y especialmente en España, que ha hecho grandes reformas. Creemos que los valores cíclicos tardíos se van a beneficiar de este crecimiento durante 2014.

¿Tienes tu mayor posición en Francia y Alemania?
Bueno, Francia es el mercado más grande de los bonos convertibles, cuenta con el 25% de las emisiones en Europa. Tenemos algunas emisiones francesas, como Ingenico, que fabrica terminales para pagos con tarjeta bancaria, y que es un valor fantástico. También nos gustan mucho las emisiones españolas e italianas, donde creemos que hay valores con un buen precio, así que las compramos a través de bonos convertibles.

¿Dónde tienes posiciones con tu fondo global en Estados Unidos?
En Estados Unidos el mercado es un poco diferente porque la mayoría de las emisiones de convertibles se centran en el sector TI y farmacéutico. Cuando queremos comprar convertibles en esos sectores, lo hacemos allí. Pero creemos que este año veremos mayor rendimiento en Europa que en Estados Unidos.

¿Qué rentabilidad podemos esperar para 2014?
El año pasado tuvimos una rentabilidad de aproximadamente un 9% y creemos que este año también podemos tener una rentabilidad interesante, de alrededor del 8%.

¿Así que este año será más baja?
Será un poco más baja, ya que los mercados estarán un poco más tranquilos. Creemos que el mercado en su conjunto ahora está bien valorado, mientras que en 2013 estaba muy barato. Este año los mercados se moverán más por los resultados de compañías individuales que por el nivel bajo de los precios. Necesitamos buenos resultados de las empresas, y también necesitamos a un euro más barato con respecto al dólar, porque ahora el euro está caro. Así que esperamos que el Sr. Draghi tome medidas. No digo de relajación cuantitativa, pero sí iniciativas para bajar el euro.

¿Crees entonces que Draghi hará algo para bajar el euro?
Definitivamente, sí. Ya en 2012 y en 2013 tomó medidas que ayudaron mucho al mercado. Una de las principales razones de la recuperación de los mercados europeos ha sido la intervención del Sr. Draghi, al menos con su discurso. Creo que en marzo veremos movimientos ya que la inflación se está acercando a cero y, si no se toman decisiones en este sentido, la zona euro tendrá dificultades, sobre todo por la deuda. Hará algo para que haya un poco más de inflación y que baje el euro.