Amílcar Barrios, analista de fondos de Tressis SV, analiza las mejores oportunidades de invertir vía fondos a nivel global. 

Animados por los avances en el tema griego, los índices bursátiles europeos enfilan los máximos anuales y aún nos queda medio año. ¿cree que es momento de apostar por fondos de renta variable europea o seguimos con los mixtos?
Seguimos apostando por ambas partes de activos. Nos debemos olvidar del tema de Grecia porque seguirá siendo una noticia recurrente, pero seguimos defendiendo las mismas tesis que desde el año pasado para invertir en renta variable: recuperación económica cada día más palpable, euro barato, petróleo barato, soporte del BCE. Entre los fondos de renta variable europea zona euro nos gusta el Henderson Euroland, un fondo con sesgo pro cíclico que se beneficia de la recuperación de Europa.

También seguimos apostando por fondos mixtos por su versatilidad y capacidad para adaptarse a los distintos eventos del mercado, sobre todo geopolíticos, especialmente hoy en día con esta volatilidad. En el universo de fondos mixtos, nos decantamos por el M&G Dynamic Allocation.

Y al inversor más conservador, ¿dónde le queda valor en la renta fija?
Después del comportamiento de los últimos dos meses, nosotros preferimos quedarnos al margen del riesgo duración. El riesgo asimétrico que presenta la renta fija en general es lo suficientemente elevado como para invitarnos a pensar en otros activos para encontrar rentabilidad. Por tanto, a parte de los cortos plazos europeos y globales, en renta fija tenemos un par de activos por los que apostamos hoy, los flotantes americanos, que se verán beneficiados de la subida de tipos en EEUU; y los subordinados financieros, que son un nicho que nos ofrecen un cupón superior a los bonos senior. Los subordinados financieros tiran para abajo la estructura de capital, por lo que, por tema de riesgo, nos dan un cupón superior.

China continúa con los vaivenes. ¿Creen que aún le queda recorrido a este mercado?
Sí, pues hay que diferenciar entre las acciones A de Shanghái, y H de Hong Kong. Los fondos que se comercializan en España son, por lo general, de acciones del mercado de Hong Kong, que es el mercado que no ha sufrido la volatilidad y las caídas del 30% en tres semanas que sí ha sufrido el mercado de Shanghái.

Hong Kong al final acaba sufriendo, pero es que los mercados de Shanghái tienen un problema y es que el 80% de los accionistas son minoristas y están muy apalancados. Se ha creado un efecto contagio por esto y porque muchos inversores se ponían cortos en el mercado de Hong Kong para cubrirse.

Pero seguimos muy positivos en China porque las reformas puestas en marcha nos hace estar a favor, con el tema de la unificación de las bolsas, la liberalización del yuan, la lucha contra la corrupción, la inversión en infraestructuras que funcionan y dejar caer las que no, y la privatización de compañías.

¿Cuáles han sido los mejores fondos de emergentes del año?
Lógicamente, el que tuviera China lo ha hecho mejor que el que no. Además, también Europa del Este lo ha hecho bien, pero no es un tipo de activo que nos guste, por su falta de desarrollo de estos mercados frontera y porque estamos apostando mucho por Rusia, antes que por un fondo regional de Europa del Este.

No obstante, nosotros por lo que apostamos en emergentes en por China e India, por las reformas políticas y económicas de ambos países. Es un camino de largo plazo que tendrá incidencia en la economía y en los mercados.

¿Huirían de los emergentes que están más ligados al dólar ante la previsible subida de tipos de EEUU?
La verdad es que estamos en un entorno completamente nuevo, por lo que no terminamos de ver las consecuencias de la subida de tipos. Además, muchos mercados emergentes se han desarrollado con su divisa propia, por lo que el impacto del dólar es menor. Pero pensamos que, a día de hoy, hasta que no comprobemos los efectos de la subida de tipos, mejor permanecer al margen.

¿Qué oportunidades ven en equity en España?
A tenor de los vaivenes del mercado por el tema de Grecia, en las últimas semanas hemos comprobado que es mejor invertir en gestión activa, en vez de pasiva. La inmensa mayoría de fondos de renta variable nacional mantienen un comportamiento bastante mejor que el Ibex 35 en el año. Estos fondos diversifican su composición y lo han hecho mucho mejor que el índice o los ETFs. Ejemplos los tenemos en Siitnedif Tordesillas SICAV o Mutuafondo España.