La Universidad Politécnica de Madrid junto con el Meff organizaron un consurso de sistemas automáticos de trading, en el que el vencedor, Luis Villaseñor, operando sobre el euro, obtuvo un beneficio del 67% sobre el millón de euros ficticios con el que se operaba.