Antes de nada vamos a recordar lo que era el Popular hace unos años y lo que es hoy en día. En 2011, el Banco Popular era el tercer banco más solvente de España.  En 2012 necesitaba capital para cumplir con los requisitos de solvencia, ni más ni menos que 2.500 millones (equivalente al 72% de su capitalización en el momento del anuncio).

 
Han pasado algo más de 3 años desde la ampliación de capital de Popular a 7 euros (por 500 millones de euros) a la actual a 0,4 euros, ¡40 céntimos!, y por 2.500 millones. Desde luego, si usted ha sido un fiel accionista del banco desde esa ampliación de capital a 7 euros, pasando por bonista en convertibles que pierden mas de un 85%, y le sumamos la actual… Si usted forma parte de ese 47% de accionistas minoritarios, propietarios del banco, con pérdidas de millones de euros, debería hace tiempo haber despedido a todo el equipo directivo como primera medida, recuerden que ustedes son los dueños del banco. Y ante esta nueva petición de capital, desesperada y  obligada, deberían pedir responsabilidades a los auditores y gestores, que les expliquen cómo un banco ha pasado de 7 euros a 0,4 en tan sólo 4 años.
 
Lo peor de todo es que, pese a este precio (40 céntimos) el banco ha puesto en marcha a toda su red de oficinas, una inversión en publicidad en todos los diarios nacionales millonaria, planes de fidelización vinculados a depósitos al 8% por  suscribir la misma... un sobreesfuerzo que se justifica por la falta de interés de los institucionales por esta ampliación, pese al descuento que se aplica sobre la misma. Y cuando los inversores institucionales no quieren algo mi recomendación, y ejemplos tenemos, es que salvo de forma especulativa no se crean nada y se mantengan al margen. Recuerden qué pasó en las OPV de Banca Cívica o Bankia, donde se repitió la situación actual del Popular: institucionales al margen de la misma y colocación masiva entre los clientes de dichas entidades. El resultado, pérdidas millonarias para los que creyeron los discursos de sus presidentes. Recuerden que hablaban de descuentos del 50-60% sobre libros… más que libros eran novelas de ciencia ficción.
 
Actuales accionistas del Popular
 
Y entrando en materia, existen dos tipos de posibles interesados en esta ampliación. Por un lado, los actuales accionistas del Popular y, por el otro, los que se plantean acudir a la ampliación sin ser accionistas previos.
 
El futuro del Popular es incierto para los actuales accionistas. Sin cobro de dividendo y con altas posibilidades de que acabe fusionado con otra entidad y se repita el caso Banca Cíivica-CaixaBank, las opciones son pocas. Fe ciega y grandes dosis de paciencia. No ampliaría el número de acciones con el propósito de bajar la media de sus títulos. Lo que sí le recomendaría hacer es unirse en un NEM (Núcleo Estable de accionistas Minoritarios) y pedir la dimisión de sus gestores y consejo de Administración, e investigación interna de por qué un banco en 4 años ha perdido un 85% de su valor. Por lo tanto, mi recomendación es no ir a la misma, vendiendo el primer día de cotización los derechos y aceptar el error de inversión.
 
Una opción especulativa para los actuales accionistas es aplicar una sencilla operación con mínimo riesgo: vender sus acciones y usar derechos para adquirir el mismo número de acciones. Es lo que hacen algunos broker, arbitraje de acciones. Buscan, al menos, bajar el precio de las mismas en un 4-5%.  En este caso, si tenemos plusvalías en 2012 podremos compensarlas con las pérdidas generadas por la venta de las mismas.
 
Potenciales inversores en Popular
 
Si es usted un posible inversor y busca qué hacer, o se pregunta si es buena inversión, lea la primera parte del articulo. Es una ampliación que los profesionales, los inversores institucionales no quieren. En el corto plazo, y a nivel técnico, olvídense de tratar de analizar su gráfico, es bajista en cualquier timing.
 
Para los especuladores, podemos entrar los últimos días si el derecho tiende a cero, comprar acciones a 0,4 euros y tratar de venderlas antes de la salida de nuevo papel con plusvalías. A medio plazo, insisto, Popular tiene todas las papeletas para acabar fusionada con otra entidad, y que se repita el caso Banca Cívica. 
 
En resumen, ni me parece atractivo aumentar el número de acciones si ya soy accionista, ni ir a la ampliación si no lo soy, salvo por operación especulativa de corto plazo con stop y asumiendo riesgos limitados.
 
 
Prohibido los cortos
 
 Angel Ron, la CNMV , el Banco de España y los auditores han vuelto a demostrar lo fácil que es, en cuatro años, llevar a miles de clientes y accionistas a perder hasta un 80% del capital por confiar en los famosos test, auditorias y resultados de una entidad que, como otras, ha demostrado su falta de ética y credibilidad. Por lo tanto, me es indiferente a cuánto cotice el Popular en veinte años, o en uno. Han demostrado ser pésimos gestores y, hasta que no demuestren lo contrario, para mí su acción solo sirve para una cosa: “especular”. Y que den gracias a la CNMV y a su nueva presidenta, que ha seguido prohibiendo cortos a particulares. Los colocadores de la ampliación , con Santander a la cabeza, que “responde” por 500 millones y cobrará entre un 2-5% a la entidad de Ron por el éxito de colocación de la misma, también sacará tajada. Los institucionales e inversores extranjeros parece que no llegaran a suscribir mucho más del 35% de la misma. El resto, a colocarla entre incautos, perdón, clientes de el banco. Y no olviden, esa frase que se hizo famosa en las oficinas de Bankia: “Oiga, esto sólo se lo ofrecemos a clientes preferentes del banco…“, y no lo digo presuntamente, a mí me lo dijeron directamente en una sucursal de Caja Madrid, posteriormente Bankia y ahora Bankia FROP, gran inversión en creativos .
 
La decisión final es suya, mi trabajo es decir qué pienso, que haría y que haré. Mi objetivo es dar un punto de vista y creo que he sido bastante claro. Tomar decisiones es mi trabajo y, en este caso, está tomada. Si España fuera un país como el resto, donde las posiciones cortas son un derecho y parte del juego, desde el día que se anunció esta ampliación hasta el último día de cotización de la misma, yo habría sido de los que estarían cortos en Popular, esperando a cerrar mi posición en unos días, con pingües beneficios. Por desgracia, ese trade sólo ha estado en manos de institucionales. Gracias Elvira, el lunes día 12 volviste a despejar cualquier duda, una subida del 5% de la acción y artículos en todo medio afín donde el titular era algo así “el mercado aprueba la ampliación de capital del Popular”. Aun así, creo que hará falta más que una prohibición de cortos para que esta ampliación se coloque entre minoristas y no sean los institucionales, los que finalmente y tras embolsarse un jugoso 2-3% suscriban lo que no consigan colocar a 0,4 euros.
 
Carlos Ladero Galván
Analista de InversionesInteligentes.es y Wallwood, ltd. 

 
 ANÁLISIS Ei PREMIUM

 

- Vídeo Premium: José Luis Cava y otros cuatro expertos recomiendan NO acudir a la ampliación de Popular