"Probablemente Europa saldrá antes de la crisis debido a su dependencia a la industria y no tanto al consumo"

Los mercados han alcanzado máximos alertados, sobre todo, por el mensaje lanzado por Ben Bernanke. Y es que, como asegura Carlos Fernández, responsable de análisis de fondos de Inversis Banco, “tiene sentido que haya cierta volatilidad en el mercado vinculada con el inicio de la presentación de resultados”.

Dentro del consenso del mercado, se repite que probablemente sea Europa la zona que antes salga de la crisis pese a las palabras de Ben Bernanke. Carlos Fernández, responsable de análisis de fondos de Inversis Banco, afirma que “hemos visto con sorpresa los datos de PIB publicados hace unas semanas tanto en Francia como en Alemania con resultados, en principio, positivos y fuera de lo previsto”. ¿La razón? Este experto lo achaca a que “la economía europea tiene mucha menos volatilidad que la americana ya que está más ligada al crecimiento industrial y no tanto al consumo como en Estados Unidos”. Y así lo estamos viendo -continúa- “la economía europea está amparada en el crecimiento de la producción industrial que sí estamos viendo a ambos lados del atlántico, por lo que puede fomentar que la recuperación sea más sólida”. Es decir, “menos volatilidad en los datos macro europeos, mayor vinculación al crecimiento industrial, por lo que quizá podremos ver una recuperación europea antes que la americana”.

Además, este experto señala que en los mercados “estamos teniendo una recuperación en V ya que la subida de los índices desde los mínimos de marzo ha sido estratosférica”. Y no tanto en Europa como en Estados Unidos, este experto señala la mejora en países emergentes aunque “habrá que ver si se adecuan a los resultados a nivel micro de los resultados de las compañías y a nivel macro con los deberes de los gobiernos y banqueros centrales que están intentando capear esta crisis”. No obstante, Fernández considera que el problema que tenemos actualmente es que “los niveles en los que se mueven algunos de los índices de renta variable descuentan crecimientos en beneficios importantes, una recuperación económica en la que habrá que ver si esos puntos negros que existen se ven reflejados en mejoras o variables macro”.

Un escenario, el actual, que “influye positivamente en los fondos de inversión”, explica Fernández. Este experto asegura que “el inversor retail en esta recuperación de mercado ha llegado relativamente pronto gracias al acceso a la información de la que disponemos hoy en día”. “En agosto ha habido menos inversores pero con más dinero que han entrado en fondos”, apunta. Una situación diferente a la vivida por el inversor institucional “que suele tener una continuidad mas grande a lo largo del año, el mes de agosto es un mal mes para comparar porque influye el efecto estacional”.

Desde el punto de vista fiscal, los fondos tienen una ventaja y es que a pesar de contar un tipo más o menos equivalente a la inversión en depositaos, renta fija o variable, no hay que pagar los beneficios hasta que definitivamente se reembolsan en el futuro”. “Algo que no va a cambiar porque va muy vinculado al producto”, señala. En cualquier caso, este experto reconoce que “si se tocase el tipo impositivo del ahorro, al final sería algo común para todos los activos financieros y por tanto afectaría por igual tanto a fondos como acciones y no debería provocar un trasvase entre unos activos a otros”.

 

"Veo atractivo en los fondos ligados a medios de comunicación, utilities, incluso alguna gasista"

De cara a las previsiones de resultados empresariales que el mercado comenzará a conocer, Carlos Fernández, responsable de análisis de fondos de Inversis Banco, baraja una caída de beneficios cercana al 16%, al mismo tiempo que se plantea que pueda haber ciertas sorpresas al alza lo que puede dar alas al mercado”. Sin embargo, Fernández cree que “si baten un poco las expectativas vamos a tener algo de volatilidad en el mercado pero concierta tendencia alcista”. Por sectores, el bancario, ha dejado de liderar las subidas. “Si bien los bancos han tenido un buen primer semestre, en muchos de los casos nos encontramos que tenían carteras de inversión con unas valoraciones que se hundieron en el último trimestre de 2008 y que resurgieron después”. “Pero el negocio central de la banca es tomar prestado al ahorrador de la calle a un tipo bajo y prestarlo a un tipo alto, el preblema es que el ciclo aun no se ha activado por el paro y el consumo. Y aun no hay datos alentadores sobre este tema”, señala.

Coincidiendo con el aniversario de la quiebra de Lehman Brothers, “los inversores han aprendido mucho de la crisis financiera, algo que ha sido positivo para su educación”. Una de las claves, como considera este analista, “ha sido aprender a diversificar”. Sin embargo, este experto reconoce que “aunque hay intentos por parte de las organizaciones supranacionales de aumentar o variar la regulación, no hemos visto un cambio importante en el funcionamiento o código ético de la banca”. El sistema financiero es muy dinámico y sabe encontrar tantas oportunidades -continúa- “y el problema se acentúa, sobre todo, mientas siga existiendo un sistema capitalista donde la calve son los movimientos libres, por lo que es muy difícil establecer regulaciones parciales porque el capital puede moverse a cualquier parte, salvo que se intente llegar a un enfoque global. La solución es realmente complicada”.

Los fondos de inversión que invierten en el sector financiero son los que más han tirado al alza en este último trimestre, no obstante, Fernández cree que “de cara al tercer trimestre el bancario no será el sector que lidere las subidas”. Por ello, ve atractivos “en el sector de los medios de comunicación en Europa, las utilities, incluso alguna compañía energética como las gasistas que se han visto perjudicadas por la caída del precio del gas”. “Soy más partidario de tomar alguna exposición en fondos que inviertan de manera genérica en renta variable europea o americana”, añade.