Europa vive su peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial, ¿sobrevivirá el euro? “si bien no podemos afirmar que el euro va a desaparecer, tenemos que tener en cuenta lo que simboliza, la paz y la unión de los Estados. Es muy difícil que nos veamos abocados a la desaparición del euro. La coyuntura nos invita a ser pesimistas pero, si atendemos al mensaje que damos a nuestros acreedores vemos que, aunque ponemos en riesgo los Estados, somos responsables y tomamos medidas”.

¿Se ha superado el riesgo del colapso financiero? “Continúa el riesgo de colapso financiero, con un bono alemán cotizando por encima de los 140 puntos, algo absolutamente irracional. A esto hay que sumarle el Fiscal Cliff. Lo que sí podemos afirmar es que los políticos han mandado un mensaje muy claro: vamos a intentar solucionar este problema. En el caso de la Fed, se ha lanzado un mensaje a los bajistas de que va a haber liquidez ilimitada, por lo que, aunque el riesgo esté ahí, lo irán controlando”.

Pero, ¿estas políticas laxas podrían llevar a una situación internacional inflacionista? “a día de hoy no me preocupa la inflación porque la M3 se está incrementando sólo a un 4% anualizado. Cuando esta liquidez entre al mercado nos preocuparemos de si esta liquidez se incrementa y nos vemos ante una riesgo inflacionario”. En cuanto a la compra de bonos, “relajará la prima de riesgo, subirán las bolsas y el riesgo es más deflacionario que inflacionista”.

¿Qué esperan en Black Bird Group para las bolsas internacionales? “Lo primero es tener muy claro los dos tipos de mercados que barajamos, el europeo y el estadounidense. En Wall Street las industrias básicas están divergentes, la tendencia alcista está terminando y el mercado podría estar haciendo un techo”. En Europa, “creo que las bolsas europeas y la española van a subir. Si el Ibex 35 supera con claridad los 8.000 puntos podremos llevar a cabo una estrategia de swing Trading. Podríamos optar por tomar posiciones alcistas en valores como Día, Amadeus, Jazztel y en bancos, que están liderando la subida del selectivo”.

¿Y de cara a 2013? “a medio plazo la bolsa nos da rebalanceos y reestructuraciones, mientras que a largo plazo sí estaríamos hablando de movimientos económicos. Más que pensar en un crecimiento de las empresas y del país, creo que lo que se dará es un movimiento de capitales, pues los fondos de inversión son los que manejan mayoritariamente el flujo de capital de los mercados. Desde 2006 tenemos unos 731.000 millones invertidos en renta fija, mientras que han sido desinvertidos en renta variable unos 566.000 millones, ¿qué quiere decir esto? Que por política de gestión esos fondos han tenido que retirar el dinero de economías periféricas. Ahora, al relajarse las primas de riesgo, esperamos que el dinero vuelva a sobreponderar la renta variable”.