El gestor de fondos explica cuáles son las principales posiciones de los vehículos de inversión de renta variable de la firma y apunta qué sectores y en qué valores se siente cómodo.

 
En alguno de los fondos de su casa tienen posiciones en compañías que en estos meses no han dado problemas, como son las petroleras. Vemos que tienen una posición en el Oddo Equity Large Cap Europe de la petrolera británica BG Group. ¿Qué esperan del sector, de esa compañía y si creen que el petróleo va a hacer suelo, o ya lo ha hecho?
Específicamente, nos gustaba de BG Group es que era una compañía de calidad con unos activos muy bien situados y una actividad que es la de LG que está descorrelacionada del petróleo y es bastante estable en términos de rentabilidad. Así mismo, BG Group tuvo este año un evento especial, es que Shell la está comprando y para nosotros la fusión tiene mucho sentido y por eso preferimos mantener esta compañía en la cartera.

En lo que tiene que ver con el petróleo es complicado decir en qué nivel podremos estar dentro de un año. El año pasado muchos especialistas preveían que podría subir a finales de año; resulta que no es así, está en un nivel mínimo. Lo que podemos ver es que la producción sigue siendo superior a la demanda y, por lo tanto, de momento no hay ninguna opción a que el precio del barril suba.

En este mismo fondo tiene bastante presencia el sector financiero. Nos preguntamos, ¿cómo puede obtener beneficios el sector financiero europeo en los próximos meses con el BCE cada vez dándole más a la palanca del dinero y limitando la posibilidad de beneficios de los bancos?
Estoy totalmente de acuerdo con el análisis. Es verdad que el sector tiene un entorno complicado, con las tasas de intereses que son lo que son, con la economía que no acaba de regenerarse. Sin embargo, lo que vemos es que la valoración del sector es realmente baja hoy en día. Hablemos del rendimiento de dividendos que está a un 4,9% cuando el Benchmarck está a un 3,5%. Realmente aparece atractivo, sabiendo que este rendimiento parece sostenible en el tiempo. Los bancos tienen la capacidad de pagar esos dividendos.

Si miramos el P/E relativo estamos en el 0,65 para el sector bancario, que es un nivel históricamente bajo. Solo ha ocurrido tres veces en los últimos 20 años:  después de la burbuja puntocom, después del Lehman Brothers y después de las pruebas de la deuda griega, española e italiana.  Creemos que la situación ahora no es la misma, y no nos parece posible justificar la valoración del sector.

Hablemos de las materias primas, las siderúrgicas. Observamos que en su fondo, el  Oddo Generation, sacaron hace unos meses de cartera a ArcelorMittal. ¿Qué vieron en esta compañía?
ArcelorMittal a principios de año era una verdadera convicción. Habíamos hablado con el managment y nos mostraban cierta confianza y estábamos cómodos con los objetivos del año sobre todo por los costes. Sin embargo, lo que ha pasado este año es que el hierro ha pasado de 70 dólares la tonelada a menos de 40 dólares. Al mismo tiempo la producción de acero en China se ha mantenido cuando el consumo local ha desaparecido, y lo que hacen es exportarlo todo a Europa, Estados Unidos, metiendo una presión total en los precios. Viendo esa conclusión preferimos cortar nuestra línea en Arcelor porque es insostenible y hoy parece complicado que acaben el año con un FCF positivo y visto el nivel de deuda, podría haber unos cuantos problemas el año que viene y era mejor salir.

¿Arrastrará a otras compañías a fusionarse?
A mí me parece complicado porque tiene un nivel altísimo y los comparables están en un nivel más o menos equivalente, con lo que no veo que estén dispuestos a acometer más riesgos endeudándose aún más para hacer una nueva ola de fusiones.

Otra de las posiciones que tienen en el Oddo Generation es el Banco Santander, ¿qué prevén para ella? ¿Dejará Brasil de darle tantos problemas en los próximos meses?
Otra posición complicada. Tuvimos la oportunidad de hablar con el equipo directivo y mucho fue sobre Brasil.  Así mismo, ellos confían en estabilizar esta situación y sacar un resultado en reales que sea estable; eso no significa qué traducido en euros esté estable y esa es la verdadera incertidumbre. Hoy en día es complicado decir a qué nivel va a estar la  moneda. Es verdad que el país está sufriendo muchísimo; es un riesgo importante. Pero como decía para el sector bancario en general, es el caso también de Santander. Hoy estamos a 0,7 el valor en libros, lo que nos parece un valor aceptable.

Vamos a hablar de otro sector que ha dado problemas, el de componentes de automoción. Vimos como su fondo el Oddo Proactife Europe se benefició de ese rebote de las compañías tras pasar la incertidumbre de Volkswagen. ¿Creen que es un sector para permanecer los próximos meses?
Fue un sector complicado, al salir del mes de septiembre con el escándalo Volkswagen todo el sector se vino abajo, sin discriminación ninguna.  En Proactif intentamos invertir en los títulos que nos daban más seguridad e invertimos en Renault y Peugeot para jugar con el rebote europeo. 

Estos grupos han sacado cifras buenas sobre los últimos trimestres. Peugeot es el actor más rentable del mercado europeo y se ha visto en la revalorización de los últimos meses. Hoy pensamos que el valor de estos títulos es más decente y hemos preferido venderlos después de habernos beneficiado  de ese rebote. En lo que concierne a Michelín, que es una inversión más a largo plazo. Estamos convencidos que la estrategia del management es buena , que tienen una capacidad de mejorar el FCF y la generación del margen. Por ejemplo en la actividad de neumáticos tienen un margen de 12, cuando sus competidores alemanes de Continental están en el 20, con lo que tienen capacidad de mejorar.

Y dentro de Europa, ¿En qué sectores ven las mejores oportunidades de 2016?
Esa es una pregunta complicada. Nosotros tenemos realmente una idea de la inversión que es bottom-up. Buscamos empresas de calidad, con un balance financiero sólido, poca deuda, capacidad de crecer y de manera orgánica generando FCF. Escoger un sector me va a ser imposible.

Bueno, pues voy a preguntarle por una de las especialidades de la casa Oddo Meriten, la inversión en compañías en la que las familias fundadoras siguen manteniendo un gran peso en su capital. ¿Destacaría alguna empresa, incluso alguna empresa española?
En empresas internacionales destaco a Ericsson. Es una empresa que  ha sufrido bastante este año porque la competencia es fuerte. Sin embargo hoy en día se ha racionalizado mucho el mercado y son tres actores: Ericcson, Huawei y la nueva Nokia-Alcatel.  Estamos viendo que las necesidades del consumo de datos están explotando y se espera que se multiplique por 10 en los próximos cinco años con lo que el crecimiento de ese valor me parece intacto y el valor asequible. Pensamos que puede ser una buena historia para el año que viene.

La principal comisión que tenemos en España hoy en día es Grifols, que es una empresa especializada en los derivados del plasma. Hablamos de un mercado muy concentrado y es un mercado que sigue creciendo a un nivel de 6-8% de año, pero únicamente en volúmenes. Es un mercado en el que las tres empresas tienen una posición fuerte y la capacidad de beneficiarse a plenos crecimiento. Estamos en la acción B, la preferente.