Entrevista con Armel Coville, analista y gestor de Estrategia de Oddo Asset Management, para analizar los riesgos a los que se enfrentan los mercados este año, las ventajas competitivas que presenta el mercado europeo y los sectores que debemos sobreponderar para afrontar el 2015.

¿Cuáles son los principales riesgos que observa usted en los mercados de cara a 2015?
Creo que podemos ver dos riesgos principales que están asociados a los mercados de renta variable. El primero de ellos es el riesgo geopolítico y lo que está sucediendo en Ucrania y las posibles tensiones entre el Este y el Oeste, aunque hemos tenido buenas noticias esta mañana y hay un principio de acuerdo entre Rusia y el resto del mundo y probablemente este riesgo se ha reducido.

El segundo riesgo es evidentemente la celebración de elecciones en Europa en 2015, acabamos de ver el resultado de las elecciones en Grecia y las negociaciones acaban de comenzar para tratar de negociar el programa griego y nuestro temor es que se pueda producir un contagio a otros países de Europa y sabemos, por ejemplo, que en España a finales de año se celebrarán elecciones. Dado el nivel de endeudamiento de estos países y este tipo de cuestiones políticas, la gente cada vez es menos y menos proclive a Europa y este es uno de los riesgos que hemos identificado para Europa en 2015 y esto significa que muy probablemente podamos ver, como ya vimos en 2014, volatilidad en los mercados, aunque aún no la estamos viendo, aparecerá en 2015 y somos cautelosos con esas tensiones del mercado.


¿Europa recuperará la distancia abierta con respecto a la bolsa estadounidense? ¿Lideraremos el mercado este año?
Eso esperamos. Uno de los factores más desalentadores de 2014 fue que la renta variable americana tuvo un mejor comportamiento que la renta variable europea, sobre todo, para los inversores que pudieron verse afectados por el efecto divisa en cuanto a las rentabilidades.

Sin embargo, este año todo está en su lugar para la renta variable europea que ha estado rezagada frente a la americana durante muchos años, lo que quiere decir que en términos de valoraciones relativas la situación es probablemente más favorable para los valores europeos en términos de múltiplos de PER. Sabemos que gracias a la caída de los precios del petróleo y el descenso del euro estos dos factores se convertirán en claros catalizadores para la renta variable europea en 2015 y lo que hemos visto hasta ahora en términos de resultados corporativos del cuarto trimestre han sido muy buenos datos para las compañías europeas y es cierto que desde el principio del año las acciones europeas lo están haciendo mejor que las americanas.

Así, 2015 puede ser un buen año para la renta variable europea y tenemos una visión muy positiva sobre la renta variable europea para 2015 y esperamos que la evolución sea mucho mejor que en 2014 y otra vez es por los fuertes catalizadores a los que se expone la renta viable europea.

Además, estamos viendo flujos de Estados Unidos que están regresando a Europa en este comienzo de año y este es otro fuerte catalizador para continuar viendo una buena evolución en Europa.


Es cierto, parece una realidad. ¿Los inversores están volviendo a Europa?
Cuando miras los gráficos de los flujos hacia renta variable europea que empiezan en el verano de 2014, los flujos estaban saliendo de Europa y regresando a Estados Unidos, pero desde comienzos de este año los inversores estadounidenses están regresando progresivamente a la renta variable europea.

Los inversores estaban esperando la reunión del 22 de enero del BCE y la confirmación de que el señor Draghi pondría en marcha un QE durante este año. La confirmación de esta probabilidad ha sido el catalizador para la renta variable europea que los inversores estaban esperando para regresar al mercado europeo y por el momento nosotros estamos viendo flujos notables que están cubriendo la divisa, porque pueden obtener una buena rentabilidad si el euro baja. La buena noticia es que los inversores están regresando y esto apoyará que las valoraciones de las acciones europeas aumenten.


¿Qué compañías se beneficiarán de una mejora de los resultados empresariales?
Claramente nuestro escenario para 2015 es un escenario de recuperación del crecimiento en la eurozona y creemos que puede favorecer a los valores cíclicos porque si los comparamos con lo que ha sucedido con otras acciones durante 2014, por ejemplo, los valores defensivos. como las farmacéuticas o también las utilities, que suelen ser compañías endeudadas, y se beneficiaron de la caída de los tipos de interés el año pasado, ahora están bastante caras en el mercado.

Por ello, creemos que es la hora de cambiar progresivamente las carteras desde acciones defensivas a valores cíclicos, entre los que podemos incluir compañías automovilísticas y pensamos que las recientes publicaciones de compañías como Renault son un buen ejemplo del potencial de esta clase de empresas para 2015.

Nosotros también favorecemos a los bancos y valores financieros, aunque desde principios de este año es una historia más complicada y también nos gusta el sector inmobiliario, es una de nuestras convicciones más fuertes en 2015. Ha tenido una buena evolución, pero nosotros creemos que todavía hay lugar para un buen recorrido de los valores inmobiliarios porque están ofreciendo rentabilidades por dividendo muy interesantes en un entorno en el que es cada vez más difícil obtener rentabilidades en los bonos. Nosotros creemos que el sector inmobiliario puede arrojar retornos interesantes en 2015.


¿Están estudiando alguna compañía española relacionada con el 'real state'?
Recuerdo que los últimos movimientos que hemos hecho han sido mayoritariamente en Alemania porque es el mercado que estaba rezagado en comparación con otros mercados en términos de concentración del mercado de tendencias de los precios, especialmente de los alquileres, y casi todas las operaciones más importantes del Oddo Properties Fund fueron dentro de la eurozona.

Creemos que un sector muy concentrado en Europa y que ahora cuenta con balances saneados para las compañías inmobiliarias, que pueden beneficiarse de los bajos tipos de interés para realizar fusiones con otros grupos, lo cual pensamos que es un gran catalizador para este sector. Y estamos viendo en 2015 muchos movimientos de compañías inmobiliarias, sobre todo en Francia y Alemania, y esa es la razón por la que estamos más enfocados en estas regiones que en las del sur de Europa.