Los mercados emergentes siguen teniendo el foco  de la atención por parte de analistas e inversores y hay muchos que ven una oportunidad para sacar rentabilidad de aquí al futuro. Vamos a comentar cómo se encuentran los mercados emergentes con Alan Nolan, especialista de producto de renta variable emergente de BMO.

Lo primero de todo, la incertidumbre política se ha despejado después del resultado electoral en Francia, aunque Donald Trump sigue generando miedo en el terreno geopolítico y quería preguntarle: ¿Cuál es su visión global para los mercados en este entorno?

Creo que la incertidumbre política es elevada y no estoy de acuerdo en que haya desaparecido. Aunque creo que, en general, estamos contentos de que Macron haya ganado las elecciones francesas y es probable que el impacto en los  mercados emergentes sea mínimo algo a más largo plazo.

Cuando Donald Trump fue elegido presidente de EE.UU., hubo bastantes presagios catastrofistas, sobre todo relacionados con México, cuya divisa, el peso, se debilitó considerablemente, pero en las últimas semanas desde su investidura en realidad la tendencia se ha invertido y el dólar se ha depreciado con respecto a muchos mercados emergentes y el propio peso ha repuntado.

Creo que, como inversor, hacer predicciones al respecto es muy muy difícil y pienso que la mejor estrategia es centrarse en las empresas y en dónde operan esas empresas y de dónde provienen sus beneficios. Nos centramos sobre todo en lo local, la demanda interna de los mercados emergentes y el crecimiento. Y nos preguntamos: ¿Se echará a perder a largo plazo por la presidencia de Trump? No lo creemos muy probable, al final todo se reduce a si es un problema a corto o largo plazo.

Así, creo que en general las tensiones políticas o la incertidumbre política se mantendrán, pero creo que la trayectoria de crecimiento general de los mercados emergentes seguirá su curso.

Y hablando de mercados emergentes, hay algunos expertos que hablan que hay una especie de burbuja dentro del crédito. ¿Está de acuerdo usted con esta apreciación?

Una vez más, algunas economías, algunos países y algunas empresas tienen un problema con el crédito, no hay duda de ello si nos fijamos en algunos países latinoamericanos, sobre todo Brasil, el nivel de deuda del gobierno es considerable, y también a nivel estatal y empresarial. Sí, creo que es algo que preocupa a la gente, especialmente cuando los tipos de interés de EE.UU. suben. ¿Volverá a provocar esto un problema sistémico en todos los mercados emergentes? Creo que no, porque no todos los mercados emergentes son iguales. Hay diferencias importantes entre un consumidor indio y un banco brasileño.

Y una vez más, si queremos adoptar una perspectiva algo a más largo plazo, ¿podemos beneficiarnos de las situaciones que se desarrollan? Si hay una burbuja de crédito, ¿hay algo que pueda beneficiarnos como inversores a largo plazo? Vemos muchas oportunidades de empresas no apalancadas, especialmente en India e Indonesia. Empresas que no necesitan mucha deuda para crecer. Y, para nosotros, es una estrategia muy sensible que seguir, ya que elimina un nivel de   riesgo.

En los últimos cinco o seis años desde la crisis financiera, los tipos de interés han estado casi a cero, el dinero ha sido gratis.  Esto ha permitido a muchas empresas  y a muchos países crecer sin consecuencias importantes. Ahora que el ciclo comienza a normalizarse, es normal que haya algunas inquietudes. Estamos menos preocupados por las empresas en las que invertimos, empresas no apalancadas. Así pues, confiamos alguno más en las empresas, pero también en que a largo plazo los gobiernos y las empresas están haciendo lo correcto por lo que respecta a las reformas. Una vez más es probable que resistan.

Y China sigue estando en el ojo del huracán. Y quería preguntarle cómo ve la situación del gigante asiático y si debería preocupar su sistema bancario como también han analizado muchos expertos en esta materia.

China constituye una parte muy importante de la economía global y es probable que su importancia siga aumentando. Lo que vemos ahora es que el Gobierno está endureciendo sus políticas en el ciclo del crédito para poder abordar algunas inquietudes existentes. En cuanto a la banca, creemos que es un sector bastante opaco... A nosotros no nos gusta ninguno de sus bancos y no tenemos previsto invertir en ellos.

En cuanto a las perspectivas a más largo plazo, el Gobierno chino va a establecer sus objetivos económicos muy pronto, Probablemente apostarán por un crecimiento del PIB del 6,5%, quizás algo menos, y en el pasado hemos visto generalmente que China consigue el crecimiento que se propone. Por ello, es muy difícil prever que China vaya a tener un "aterrizaje forzoso" o no, sino que una vez más lo más importante probablemente sea conocer profundamente el tipo de empresas del país en las que se invierte.

Vea también: “En el Ibex, los niveles donde sería interesante incrementar exposición serían los 10.063-9.983 puntos”

Y siguiendo con este asunto, quería preguntarle cómo pueden impactar en los emergentes la subida de los tipos de interés por parte de Estados Unidos. ¿Cuál es su visión al respecto?

Lo evidente es que el crédito se va a encarecer y algunos países y algunas empresas tienen un nivel de deuda muy elevado. Normalmente, en un ciclo de subida de tipos de interés el dólar se revaloriza con fuerza, por lo que algunas divisas podrían comportarse de forma débil, a pesar de que las divisas de los mercados emergentes se han debilitado considerablemente en los últimos años. En la cartera de empresas en las que invertimos vemos que muchas de ellas tienen posiciones netas de tesorería, por lo que apenas tienen deuda en sus cuentas, lo que les ofrece algo más de seguridad ya que aunque el dinero ya no sea gratis estas empresas pueden seguir creciendo.

Y, la verdadera perspectiva general para los mercados emergentes es si las subidas de los tipos de interés de EE. UU. van a echar por tierra el crecimiento del consumo actual. ¿Van a dejar de consumir, por ejemplo, refrescos los indios o indonesios? Si un indio cuenta con 100 dólares más en su bolsillo ¿va a dejar de usar aceite para el pelo porque los tipos de interés estadounidenses suban? Creemos que no.

Muchos expertos ven la región asiática como interesante para invertir. ¿Lo ven ustedes así? ¿Consideran que es interesante invertir en Asia ahora mismo?

Creemos que es una afirmación muy razonable. Sin nos fijamos en los mercados emergentes más informales, los mercados emergentes más avanzados en su desarrollo, vemos un gran potencial de patrones de crecimiento a largo plazo en India, Indonesia y Vietnam. Estos son muy importantes, sobre todo por el gran tamaño de sus economías. Con total seguridad vemos oportunidades muy interesantes en India e Indonesia.

Pero, una vez más, nunca pensamos de forma general. Asia es una región muy grande y diversa. En ella están los dos países más poblados del mundo, India y China, pero ambos tienen perfiles demográficos muy diferentes. India esa joven, mientras que China está envejeciendo. En torno al 70% de la población china tiene menos 70 años.

Por tanto, lo mejor probablemente es tener un enfoque más matizado, pero Asia desde luego es un motor de crecimiento global muy interesante.

Vea también: "Todo está parado y la razón está en la creciente oferta monetaria de los bancos centrales. El inversor piensa que el QE es eterno”

Y también Brasil y Rusia parecen haber cambiado sus perspectivas. ¿Ve interesante invertir en estas regiones actualmente?

Rusia y Brasil son mercados muy difíciles para nosotros, porque solo invertimos en las que consideramos "empresas de alta calidad" y por diversos motivos no hemos podido encontrar muchas oportunidades en Brasil y Rusia, porque podemos analizar desde una perspectiva global.

Brasil y Rusia se enfrentan a obstáculos algo diferentes. Rusia está muy expuesta y apalancada al ciclo de las materias primas, por lo que para el Gobierno ruso el precio del petróleo es muy importante desde el punto de vista de la financiación. Algunas de las mayores empresas rusas pertenecen a los sectores de energía y materiales. Son tradicionalmente sectores muy apalancados, dependen en gran medida del precio de la materia prima. Nuevamente, no vemos muchas oportunidades, porque la generación de flujo de caja de estas empresas suele ser muy baja.

Brasil es un mercado complicado. Está inmerso en un proceso de reestructuración muy complejo. Lleva mucho tiempo en recesión, el Gobierno está inmerso en uno de las mayores investigaciones de corrupción que afectan a muchos políticos. Por tanto, la situación aquí es muy compleja y creo que el entorno en el que operan las empresas y sus resultados son muy difíciles, porque al final esto afecta a la gente normal y corriente.

Invertimos poco en Rusia y Brasil, y no creemos que vayamos a aumentar nuestra inversión por ahora. Aunque algunos inversores en value podrían ver algunas oportunidades en los múltiplos, nosotros no actuamos así.

Le voy a hacer una última pregunta y es que: ¿Cuáles son las principales posiciones que tiene en su cartera? ¿En qué activos se está fijando actualmente?

Tenemos varias inversiones en India que no dejan de sorprendernos por la calidad de sus equipos directivos y emprendimiento. Tenemos varias empresas en industrias de consumo y bancos. También vemos enormes oportunidades en Indonesia, especialmente en el sector bancario. El sector bancario indonesio es uno de los más rentables del mundo.

Han aprendido mucho de los errores de la crisis financiera asiática de finales de los 90, son muy conservadores. Pero, aun así, pueden ofrecer márgenes muy interesantes y rentabilidad de los activos. Por otra parte, vemos oportunidades en México, pues la volatilidad provocada por Trump nos permitió incrementar posiciones, al considerarlo como algo a corto plazo y no un problema a largo plazo. Así, como todos los inversores, nos encanta cuando invertimos en una empresa con un descuento del 10% o 20%. Porque una empresa de muy buena calidad con fuertes flujos de caja y que de repente puedas comprarla por un 20% menos... Es una oportunidad fantástica.

Y es algo válido para los mercados emergentes en general, cuando te centras en el largo plazo, hay algunos motores de crecimiento muy importantes: la demografía, como señalé antes, pero también la urbanización, la convergencia económica, las eficiencias tecnológicas. Creo que esta visión puede ampliarse de un horizonte de 1 o 2 años a 5 o 10 años. Muchas oportunidades gracias a este crecimiento que sabemos que existe.

Vea también: Renta variable focalizado en empresas petroleras