Víctor Alvargonzález, consejero delegado de Profim EAFI, analiza la situación por la que atraviesa la renta variable a nivel mundial con el acuerdo sobre la ampliación del techo de endeudamiento en Estados Unidos pendiente de aprobación.

En una entrevista en la Bolsa de Madrid para Estrategias de Inversión, Víctor Alvargonzález asegura que ‘la economía real, las empresas de tecnologías o manufactureras, como el caso de Apple, Amazon o Boeing, están yendo bastante bien. Son resultados mejor de lo esperado, pero los mercados son así y ni los ven. Los árboles no dejan ver el bosque. Los mercados piensan que esos resultados podrían truncarse por las malas decisiones en el terreno político.’

Y es que vivimos en plenas turbulencias en el seno no sólo de la UE, sino también de Estados Unidos. ‘En España, es un claro ejemplo, donde se nacionalizan cajas y no se soluciona el problema, sino que se fusiona.’ Y es ahí donde aparece el sector bancario español. Sostiene Alvargonzález que ‘plantear el tema como que ‘aquí, hay bancos españoles que parecen que no tienen oficinas en España’ y eso no existe. Nadie debería hacerse ilusiones sobre los resultados futuros pensando que la burbuja inmobiliaria no les va a afectar.’

‘No es lo mismo entidades diversificadas en el extranjero que aquellas que cuentan con un negocio mucho más nacional.’

Con el punto de mira apuntando hacia EEUU, parece que las bolsas se han olvidado –al menos, momentáneamente- de la situación dramática del estado heleno. ‘Grecia es un enfermo crónico cuya única salida es salir de un club del que no puede pagar las cuotas. Es una situación ridícula. Para que ese enfermo crónico tendrá que, en primer lugar, asumir la realidad y hacer frente a la deuda y hacer una ley para que un país ordenadamente pueda abandonar el euro. Nadie construye una casa sin una puerta de salida menos los políticos europeos.’

Mientras tanto, esta mañana amanecíamos con el acuerdo alcanzado entre demócratas y republicanos para aumentar el límite de endeudamiento estadounidense, acuerdo aún pendiente de aprobación, pero que ha conseguido espantar los fantasmas de la quiebra. ‘Creo que es imposible que Estados Unidos caiga en default, pero el peor escenario es que se llegue a un acuerdo provisional. En cualquier caso, lo que hay que entender es que los mercados no dependen ya de la macroeconomía, de los resultados empresariales, sino que dependen de la política. Hay que ser muy cuidadosos porque el mercado depende ahora de gente muy impredecible.’

En cuanto a su repercusión sobre el Ibex 35, Alvargonzález asegura que ‘Estados Unidos nos influye de lo malo para todo y de lo bueno, mucho menos. La convocatoria de elecciones mejoraría mucho las perspectivas del Ibex 35. La aprobación de medidas concretas podría rebajar la prima de riesgo hasta los 150 puntos básicos.’

En cuanto a recomendaciones de inversiones, ‘la parte de renta variable es sólo para inversores que están dispuestos a asumir riesgos.’

Y aún más allá, ‘partiendo de la base que los mercados funcionan en función de previsiones futuras, los países emergentes han levantado ligeramente el pie del acelerador y la apuesta es ahora Estados Unidos puesto que cuenta la expectativa de crecimiento es mayor. Por tanto, en renta variable estaría en Estados Unidos, en el Nasdaq, por ejemplo, hablamos de un 9% de rentabilidad desde principio del año.’