Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners EAFI, comenta que “el Ibex 35 lleva sumido en un rango lateral desde que pasáramos la crisis del verano y los niveles a vigilar ahora mismo serían, por la parte baja, los 9.800-10.000 puntos y, por la parte alta, los 11.000 aunque, sin el apoyo de los bancos o los blue chips, va a ser muy difícil que podamos romper esta resistencia”.
Las caídas de los bancos de los últimos días vendrían propiciadas por “los rumores acerca de nuevas regulaciones y tasas en el sector y por la decisión de aumentar los sueldos abultadamente a los 25 mayores ejecutivos de Citigroup, pues los inversores están viendo que los bancos nos han dado muchos disgustos y ahora, o siguen la senda marcada por las autoridades, o nos cuesta confiar en ellos”. Y, aunque no todos los bancos tienen la misma situación, la experta cree que “BBVA y Santander se están viendo contagiados por otras financieras a pesar de ser de los campeones a nivel internacional”. Aún así, Pérez Frutos afirma que aprovecharía las caídas de BBVA y Santander para tomar posiciones si pensamos que la bolsa española va terminar el año con unas buenas expectativas.

A nivel macroeconómico, ¿qué está pesando en España? “Nos estamos librando de la crisis de deuda de Irlanda y Portugal, pero en los próximos días viviremos la rebaja de rating de nuestra deuda 1 ó 2 escalones por parte de Moody’s, última casa en conservarnos la máxima calificación. Por tanto, con esta mala perspectiva de la economía española, es complicado que BBVA y Santander puedan levantar el vuelo”, pronostica.

Entrando en la temporada de reparto de dividendos, la experta recuerda que “lo que podemos ganar por un dividendo abultado se mueve en un día en la cotización, por lo que, a menos que queramos invertir a largo plazo en valores como Telefónica, Repsol o los grandes bancos, no tiene mucho sentido sentarse en un valor sólo a esperar su dividendo”.

La directora general de Dracon Partners EAFI diferencia entre “los valores de baja capitalización, es decir, compañías pequeñas, y las compañías sólidas y estables que sólo tienen un porcentaje bajo en bolsa”. Por ejemplo, “Prosegur o CAF, a pesar de ser grandes empresas, su free float cotizando en bolsa es pequeño y las convierte en valores ilíquidos, es decir, que sus horquillas son grandes”. Por otro lado, “Jazztel, La Seda, SOS o Service Point son compañías cuya liquidez y capitalización son bajas pero además son compañías con problemas para ganar dinero, es decir, los llamados ‘chicharros’”.

La experta cree que la Fed aumentará las medidas de estímulo monetario “en el momento en que los datos muestran que la economía estadounidense está débil y, sobre todo, según lo que pase en el mercado de divisas, pues el dólar está muy débil frente al euro, lo que beneficia a la economía norteamericana porque puede exportar más, pero está poniendo en una situación comprometida al yen y a las compañías japonesas exportadoras”. Aún así, Pérez Frutos recomienda “el dólar para especular en momentos muy cortos y no tomar una tendencia”.

En el parqué recomienda “seguir de cerca las tecnológicas estadounidese, como Research In Motion, porque va a ser uno de los sectores más seguros para poder refugiar nuestros ahorros”.