Ana Rafels, asesora de inversiones de Ana Rafels EAFI, analiza la situación técnica de Mapfre.

En el largo plazo suele moverse en un largo rango, entre 1,60 por abajo y los 2,57 por la parte superior. En el más largo plazo tiene una tímida tendencia bajista. En el corto, está en medio del rango definido por lo que, mientras se mantengan niveles seguros, Mapfre podría testear la zona alta, los 2,57 euros. Si estamos dentro del título, mientras no pierda los 2 euros, podemos mantener posiciones para buscar los 2,25 euros. Si rompiera también al alza esta zona, continuaría hasta los 2,50-2,57 euros. Si por el contrario esta zona de lateralidad se rompe por debajo de los 2 euros, Mapfre podría retroceder hasta los 1,80-1,68 euros. En este caso tomaríamos posiciones cortas, si estuviera permitido, o nos mantendríamos al margen del título.