Las subidas experimentadas por el Ibex 35 en las últimas jornadas serían “un simple rebote a contracorriente de la rumorología y las incertidumbre”, dice Sara Pérez Frutos, director de Dracon Partners EAFI, pues, “el lunes en la prensa alemana publicaron que el paquete de ayudas para España estaría listo ya y además, Angela Merkel no despejó dudas sobre si esto podía ser cielo o no, que sin han desmentido, en cambio desde las autoridades españolas”.
Todo esto también ha repercutido en el mercado de renta fija en el que “si bien estamos colocando la deuda con relativa facilidad, sí es cierto que lo estamos haciendo a un tipo de interés muchísimo más altos que hace dos meses, lo que incrementa el déficit y el gasto público” aunque, de momento, la analista descarta que nos cuelguen el cartel de bono basura porque “tenemos una calificación bastante buena, dentro del grupo de las A, y todavía nos quedarían 4 escalones para llegar a ese nivel”.

Dentro del sistema financiero español, observa la analista que “los grandes bancos son los ganadores sin dudas pero, como sus perspectivas de crecimiento y beneficios en España son muy pocas, la única opción que tienen es salir de compras fuera”. En cambio, destaca que “las cajas de ahorros se tienen que fusionar por la debilidad del sistema en esta rama”.

Para llevar a cabo dichas fusiones, las entidades pueden acudir al FROB un fondo que “cuando alguien acude él, tiene que pagar unos intereses por encima del 7% así que, cómo no estará la situación que con la fusión de Caja Madrid y Bancaja se van a pedir 4.000 millones”.

De las fusiones frías de cajas dice Pérez Frutos que “no son ni frío ni calor, porque se mantienen los consejeros políticos que no van a dotar de eficiencia a una entidad financiera”, si bien, “todavía no son suficientes las agrupaciones que estamos viendo y se van a quedar muchas cajas que, por tamaño, no van a ser competitivas con los bancos”. “En la banca mediana local es donde podemos ver nuevas fusiones”, adelanta la experta, aunque reconoce que las agrupaciones locales “no tienen muchos sentido si no lo vemos desde el punto de vista político”.

Con el recorte de primas y proyectos a las renovables, la analista augura “un futuro para estas compañías muy malo porque con estas medidas se está creando una absoluta inseguridad jurídica” y, además, “va a paralizar cualquier inversión que se quiera realizar en éste u otros sectores por miedo a que se cambien las reglas de juego en X años”.

Debido a la extrema volatilidad del mercado, la experta recomienda “estar fuera porque, a pesar de las últimas subidas, el riesgo de invertir en España es muy elevado y necesitaríamos ver una consolidación de niveles para entrar”. Como alternativa de inversión, Pérez Frutos se decanta por “EE.UU. con el sector tecnológico, inmobiliario, automovilístico, y por Alemania con compañías como Siemens o Deutsche Telekom”.