Alfredo Avello habla sobre los buenos resultados obtenidos por Ence y valora el Plan Estratégico de la compañía.

En los últimos resultados publicados por la compañía incrementaron un 115% el beneficio respecto al primer trimestre de 2017 ¿Esperan mantener esta tendencia?

Esto no ha sido ninguna sorpresa, veníamos diciéndolo desde hace un año y está basado en el cumplimiento del plan estratégico que comunicamos a final de 2015 donde en el negocio de energía dijimos que reduciríamos los costes, y lo hemos hecho en más de 50 millones. Vamos a hacer ampliaciones en nuestras fábricas siempre con madera local que es más barata, y lo hemos hecho. El año pasado 40.000 toneladas en la fábrica de Navia, este año 30.000 en Pontevedra y el año que viene 80.000 en Navia otra vez.

En el mundo de la energía dijimos que íbamos a crecer y es un negocio que era prácticamente nada hace 5 años, este año son 55/60 millones de EBITDA y el año que viene, una vez que terminemos las dos fábricas que estamos construyendo, serán en torno a los 90. Esto es un factor importante que estaba ahí y lo dijimos, por otra parte es cierto que hemos tenido viento de cola con los precios de la celulosa que han apoyado los resultados.

Ha hablado del plan estratégico, precisamente se habían fijado como objetivo tener un EBITDA de 200 millones hasta final de año ¿Van en la línea correcta para alcanzar este objetivo?

Absolutamente, a estos precios que estamos teniendo ahora por encima de los 1000 euros creemos que es un objetivo perfectamente alcanzable.

El resultado bruto de explotación creció en torno a un 80% en el negocio de celulosa, impulsado por esas subidas adicionales en el precio, ¿Creen que se va a mantener como ha informado algún de los productores, cree que les seguirá beneficiando?

Nosotros pensamos que el precio va a seguir fuerte y acabamos de anunciar un incremento a 1070 dólares la tonelada a partir del mes de junio, ahora estamos en 1050. Esto es un tema estructural del mercado, la demanda de celulosa sigue creciendo a ratios de 1,4/1,6 millones de toneladas al año, basado además en un movimiento poblacional en Asia de las zonas rurales a las zonas urbanas y el incremento de consumo.  No hay que olvidar que con nuestro producto no se hacen trenes ni camiones ni autopistas, se hacen productos de consumo básico como es el papel higiénico, por lo que la demanda sigue creciendo.

Por otro lado, la oferta que hay, la capacidad instalada es la que es y no hay nuevos crecimientos de capacidad instalada, cualquier crecimiento en una fábrica de 1,5 o 2 millones de toneladas, aparte de costar 2.000 millones de dólares en esos entornos se tardan 3 años en el proceso de construcción. Ahora mismo no hay ningún proyecto nuevo anunciado, con lo cual durante los próximos dos o tres años esperamos mantener precios fuertes y que el mercado los siga apoyando sin ningún tipo de problema.

La generación de caja del trimestre estuvo en torno a 17 millones de euros lo que destinaron a inversiones a mejorar la fábrica que tienen actualmente en Navia, ¿Esperan también incrementar las inversiones en las otras fábricas que tienen y si van a mejorar ese aspecto de erradicar los malos olores como en Navia?

Las prioridades de Ence son la seguridad, el medio ambiente y las personas. El tema medioambiental no es solamente olores en Navia, tenemos un plan perfectamente establecido para no cumplir solamente nuestras actualizaciones ambientales integradas, sino estar muy por delante de ellas incluso las que vengan después. Queremos intentar mejorar todos los posibles impactos que una industria moderna puede tener en estos tiempos, de olores, ruido, posibles emisiones… en todo eso tenemos que estar en absoluto liderazgo si queremos una compañía sostenible y moderna.

Por otro lado, en la parte de energía hemos establecido un nuevo decálogo con las organizaciones medioambientales sobre cómo lograr una compañía de biomasa sostenible y de baja emisión. Nos hemos obligado a no quemar troncos, a dejar restos agrícolas en los campos para que pueda seguir generando riqueza en el subsuelo, nos hemos obligado a reducir los radios de suministro de nuestras plantas para reducir las emisiones de CO2. Es una de las principales reglas que tiene esta compañía y entendemos que cualquiera debería tenerlos si quiere alcanzar una sostenibilidad en el futuro.

¿El hecho de que el coste de la madera se haya incrementado a 4€ por tonelada les afecta?

Esto es una decisión que tomamos hace unos años, una parte del precio de la madera está ligado al incremento del precio de la celulosa. Todo lo que se ha incrementado la madera viene a raíz del incremento del precio de la celulosa, y  en este sentido de la misma manera se corregirá en el sentido contrario. Dicho esto, ojalá siga subiendo el precio de la madera porque eso querrá decir que seguirá subiendo la celulosa.

En 2016 accedieron a la planta de energía de biomasa de Endesa ¿Cómo está evolucionando esta parte del negocio?

Es una parte del negocio que nos ha dado muchas satisfacciones. Compramos diferentes plantas y han sido una gran satisfacción. Hay que recordar que Ence lo que hace muy bien es el suministro y la gestión de la biomasa. Hemos basado todo el proceso industrial en cómo mejorar este tipo de negocio, hemos ido desde los cultivos energéticos a los subproductos forestales, a los subproductos agrícolas. Hay que recordar que España es el segundo país de la unión europea con mayor superficie agrícola después de Francia, hay una barbaridad de biomasa que se puede utilizar.

Lo que hemos hecho ha sido gestionar esa biomasa, llevarla a las plantas de manera eficiente, tratarla de manera eficiente y saber trasladar esas sinergias que tenemos en la compañía a estas nuevas plantas que hemos adquirido, hemos mejorado el resultado de estas plantas en más de un 25% en menos de 6 meses.

La cotización en bolsa de la compañía sube en torno a un 12% en el último mes, un 30% si tomamos como referencia el comienzo de año ¿cree que refleja bien todas las perspectivas positivas que tiene actualmente la compañía?

Es cierto que hemos tenido un magnifico comportamiento en bolsa, pero no ha sido nada más que la recuperación del terreno que teníamos perdido con respecto a otros competidores. Basado en un cumplimiento del plan estratégico y ayudados por el precio de la celulosa, en todo caso creo que la compañía tiene todavía mucho recorrido un negocio como el de la celulosa que tiene una gran generación de caja a estos precios, en un líder en costes en el sector europeo en la producción de esta materia prima, mezclado con otro negocio que es el de la energía, que es estable y da resiliencia y sostenibilidad. Creo que nos convierte en una compañía única en el mercado.