“El mercado estadounidense ha tenido una semana muy movida, con aumento de la volatilidad, debido a la desaceleración de la economía china y por el empeoramiento de la situación en Europa”, explica Luisa Martínez, responsable de análisis de Miramar Capital EAFI.

En el apartado macroeconómico, “se han publicado datos positivos de las ventas al por menor –tercer mes consecutivo de incremento-; datos mixto, por parte del empleo –la solicitudes de desempleo semanales quedaron por debajo de las expectativas, aunque hubo menos solicitudes que en el mes anterior-, también por parte del sector inmobiliario; y malos datos por parte de las manufacturas – índice Empire Manufacturero ha vuelto a niveles de noviembre de 2011-“.

No obstante, las caídas se suceden en Wall Street. ¿Debemos desconfiar del mercado americano? “no, en absoluto”, dice Martínez. “El rally que se está viviendo desde octubre del año pasado tiene fundamento, desde el punto de vista macro y empresarial, con buenos resultados de las financieras y buenos datos del sector inmobiliario. Lo sucedido en los últimos días ha estado completamente motivado por la incertidumbre de la periferia europea y los datos de desaceleración de China”.

En las últimas semanas Wall Street ha corregido un 2,5%, “con lo que se están buscando consolidar soportes para continuar subiendo si las circunstancias son mejores en EE.UU. y a nivel mundial”.

Los niveles técnicos a vigilar en los principales índices de Wall Street son “los 3.000 puntos del Nasdaq, los 1.370 del S&P 500 y los 13.000 del Dow Jones”.

"Las dos primeras semanas de presentación de resultados empresariales han sido buenas, al contrario de lo que se esperaba. Por parte del sector financiero, los grandes bancos han batido previsiones. Por parte del sector tecnológico, casi todas las compañías han dado buenos resultados. Por ejemplo, Yahoo! y Google han batido expectativas, mientras que Intel e IBM, aunque han sobrepasado las perspectivas del mercado, los inversores no las han asimilado bien. En el caso de IBM, porque los ingresos permanecieron estables, mientras que Intel su beneficio por acción superó lo previsto, aunque quedó por debajo de lo del año anterior”.

A cierre del mercado de este martes, Apple anunciará sus resultados del segundo trimestre fiscal. “hay mucha incertidumbre sobre esto porque, desde que el 10 de abril marcara sus máximos, sus acciones han bajado un 10%. Hay analistas que dicen que quizás ha habido una ‘semi burbuja’ en Apple. Por fundamentales, Apple sigue siendo una de las empresas más sólidas del mercado y, en las últimas semanas, se han abierto bastantes contratos call de derivados, lo que es una muestra de que apuestan al alza por la compañía”.

Además, también conoceremos esta semana las cuentas de “Boeing, Eli Lilly, Amazon, Merck”.

Mañana la Fed hará públicas sus decisiones de política monetaria. “Mantendrán los tipos bajos y la puerta abierta a un nuevo Quantitative Easing por si fuera necesario ponerlo en marcha”.

Con respecto a los datos de PIB del primer trimestre de EEUU, “se espera una lectura del 2,5%”.