Desde la semana pasada hemos visto algunas señales de recuperación en los mercados financieros. Con este telón de fondo, se han adoptado varias medidas de apoyo adicionales, pero la atención se está desplazando gradualmente hacia la recuperación económica. Mientras tanto, las cifras económicas muestran cada vez más el impacto de las medidas de confinamiento en la economía.

Volver a encarrilar la actividad económica mientras se controla el Covid-19

Las bolsas han comenzado a recuperarse desde la semana pasada, especialmente los sectores que más sufrieron durante la corrección de marzo (turismo, industria, automoción, etc).

La evolución de la crisis sanitaria en esos países se seguirá de cerca en otros lugares de Europa. Otros países, que han prorrogado temporalmente sus medidas, también están estudiando una estrategia de salida. En todos los casos, la reapertura será gradual.

dpam_grafico1

Mientras tanto, los resultados estadounidenses del primer trimestre comienzan a conocerse. Este primer trimestre se vio afectado sólo parcialmente por las medidas de confinamiento. Por lo tanto, los mercados estarán más atentos a los comentarios de las empresas sobre las perspectivas del segundo trimestre.

Medidas de apoyo adicionales  

Hasta el momento, los ministros de finanzas de los países de la eurozona han logrado, no sin dificultades, acordar un plan común para apoyar a los trabajadores, las empresas y los Estados afectados por la crisis del coronavirus. El programa prevé la concesión de líneas de crédito a los Estados a través del Mecanismo Europeo de Estabilidad, un aumento de la capacidad de préstamo del Banco Europeo de Inversiones y un programa de protección del empleo de la Comisión Europea.

En lo que respecta a la financiación de un programa de recuperación económica después de una crisis, las opiniones sobre cómo financiarlo siguen estando muy divididas entre los distintos Estados miembros de la zona euro. El acuerdo del Eurogrupo aún no ha sido aprobado por el Consejo Europeo.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

En Estados Unidos, la Reserva Federal ha revelado detalles de un programa de 2,3 billones de dólares para apoyar a las pequeñas empresas y los gobiernos locales. El programa incluye la provisión de líneas de crédito a las PYMES estadounidenses a través del sector bancario, así como la compra por parte de la Reserva Federal de bonos emitidos por estados y localidades del país.

Cifras económicas

El Indicador de sentimiento económico de la eurozona descendió desde 103,4 en febrero a 94,5 en marzo. Se trata de una disminución relativamente pequeña, pero en algunos países los datos se obtuvieron antes de la introducción de las medidas de confinamiento, lo que dificulta la comparación entre los países.

La tasa de inflación se redujo del 1,2% en febrero al 0,7% en marzo, en gran parte como resultado de la caída de los precios del petróleo. Pero la inflación básica también se redujo del 1,2% al 1%, debido a la menor inflación en el sector servicios. No obstante, la obtención de datos sobre precios se ve dificultada por el hecho de que el consumo de algunos bienes y servicios se ha frenado.

En Estados Unidos, la confianza de los consumidores disminuyó desde 89,1 en marzo a 71 en abril. Esta fue la mayor caída registrada en un solo mes. Sin embargo, el mínimo alcanzado durante la crisis financiera aún no ha sido igualado. Es sorprendente que, a pesar del aumento sin precedentes del desempleo, el componente de las expectativas del índice se redujo relativamente menos.

Esto puede deberse a las medidas de apoyo adoptadas por la Fed y la Administración Trump. Mientras tanto, las cifras semanales de nuevas solicitudes de subsidios por desempleo siguen aumentando. 6,6 millones y 6,9 millones de solicitudes se han hecho en las últimas dos semanas. Estas cifras indican que la tasa de desempleo se situará muy por encima del 10% y, por lo tanto, superará el nivel que se alcanzó durante la crisis financiera.

Los indicadores oficiales del PMI de China subieron en marzo: el indicador de servicios subió a 52,3 desde 29,6 en febrero y el indicador industrial subió a 52 desde 35,7. Esto no significa que la actividad haya vuelto a su nivel previo a la pandemia, pero sí que la actividad mejoró ligeramente en marzo con respecto al punto más bajo de febrero. El subíndice de exportación se mantuvo bajo, en 46,6, lo que refleja la desaceleración de la actividad fuera del país.

dpam_grafico2

El indicador de PMI de Caixin muestra un cuadro muy similar, pero sigue siendo ligeramente más débil. Este indicador asigna un mayor peso a las pequeñas empresas, que son las que más sufren las medidas adoptadas para combatir el coronavirus.