Guillermo Zubillaga habla sobre la situación de la economía y los mercados de Estado Unidos

Esta semana que comienza se va a publicar la cifra de empleo del mes de mayo que parece que se va a quedar en el 3,9%, ¿qué opinas al respecto?

Yo creo que eso es una cifra importante para medir la salud de la economía americana, que creo que ahora tiene a mucha gente prestando atención a estos números, para saber cómo podrá reaccionar el Banco Central americano. Yo creo que si esos números vienen bien, puede que el mercado reaccione positivamente, sin embargo, como ya hablaremos hay muchos temas geopolíticos que pueden afectar a la reacción del mercado.

Para esta semana también se publica el PIB trimestral que está en el 2,4% y parece que podría quedarse en el 2,3%.

Sí, creo que son cifras importantes. Es un crecimiento que yo creo que es saludable. Tal vez no ha habido la explosión que se esperaba después de la reforma fiscal, pero creo que con los ingresos de la mayoría de las empresas están en un margen saludable. Como te digo habría que ver el impacto que tendrán las tasas de interés en otras industrias como la venta de viviendas, consumo etc.

Hablando de los tipos de interés, esta semana se va a publicar el Libro Beige de la Fed, pero la semana pasada se publicaron las actas del comité general del mercado abierto, ¿Cree que habrá dos subidas de tipos este año?

Así es, yo creo que estamos viendo un cambio de actitud por parte de la Reserva Federal porque no quieren afectar al progreso económico que ha habido en cuanto al crecimiento y quieren mantener el desempleo donde está. Pienso que se han ido más por la tangente de mantener el desempleo donde está y poner a un lado la prioridad de inflación.

¿Crees que va a haber dos subidas más?

Yo creo que se va a mantener gradual, como te digo hay unos componentes geopolíticos en el país, y creo que no es el momento de subir las tasas agresivamente desde mi punto de vista y creo que si está más o menos compartida con ciertos inversionistas, la tasa se va a mantener en un incremento gradual.

Los mercados la semana pasada subían debido a estas actas de la Reserva Federal y, al día siguiente, bajaban porque Trump decidía no reunirse con el líder norcoreano, ¿esto cómo afecta a la economía?

Yo entiendo que afecta a la economía por lo que implica esto, ya que son dos potencias nucleares. Sin embargo, mi opinión es que las partes van a regresar a las mesas y creo que no se ha finalizado el acuerdo, creo que regresará y que esto no es el fin de esta historia.

También hay polémica con los aranceles con China y Europa. ¿Qué opinas del acuerdo con China para bajar el déficit comercial?

Yo creo que es un acuerdo más del ala ejecutiva del gobierno. Quisiera ver cómo están otros miembros del partido republicano como el senador Marcos Rubios que tiene reservas sobre este acuerdo. Sin embargo, creo que a la administración le preocupan otros temas que no son solamente china, ahora el sector automotriz tiene importantes rivales y aliados con quienes van a tener que negociar.

Es una administración que está en un momento bastante dinámico y ocupada en el tema de comercio y claro uno de los bastiones es el tema del comercio internacional de la administración de Trump. Va a ser interesante ver cómo se desarrollan las negociaciones durante esta semana, no solamente con china sino con los otros exportadores de automotriz como son México, Japón, Alemania etc.

También estamos pendientes del tema geopolítico con Irán, dice EE.UU. que va a poner una presión financiera sin precedentes a este país y sigue amenazando a otros países y empresas que quieren negociar con Irán

Así es, yo pienso que la administración tiene una agenda bastante ocupada tratando muchos temas a la vez. Sin embargo, creo que el tema de Irán es otra parte muy importante de la agenda de la administración y creo que van a seguir con esta presión para que sigan las sanciones con los gobernadores. El tema del petróleo es importante, la OPEP ya ha dicho a Arabia Saudí y Rusia que van a inyectar un barril más de producción, sin embargo, hay que saber, especialmente por Venezuela, cómo van a afectar estas sanciones en el precio del petróleo y el impacto que esto tendrá en la inflación de Estados Unidos.

Tú eres venezolano, ¿cómo está la situación en estos momentos en el país después de que Maduro se mantenga en el gobierno sumado a las sanciones impuestas por Estados Unidos al país?

La situación en Venezuela es crítica, es un país que ya se podría definir como estado fallido. La inflación como sabes está muy elevada, los precios de los alimentos se han incrementado en un  100% mensualmente, tiene un colapso en todos los servicios públicos y se ha traducido en una crisis migratoria que no sólo afecta a Venezuela, sino también a Colombia que se ha convertido en la segunda economía más grande de la región, y ahora tiene unas ciertas cifras entre 800.000 y 1.000.000 de refugiados en Colombia en un año electoral para una economía que ya tenía cierta presión fiscal.

En cuanto al tema de los bonos que siempre es importante en el caso de Venezuela, yo creo que ya está en default selectivo. Esto con Maduro reelecto creo que vamos a ver muchas acciones de parte de los tenedores de bonos legales, entran tarde para cobrar estas deudas del gobierno. PDVSA la estatal petrolera con inversores en Wall Street y en otras partes del mundo.

Yo creo que también la región después de las elecciones que se efectuaron el pasado domingo, se dieron cuenta de que fueron unas elecciones que el pueblo venezolano no acató. Tuvo una pequeña participación, y eso le dio un mandato a la comunidad internacional de continuar con la presión que ya tiene con el gobierno venezolano para lograr un cambio de régimen. Esto lo van a hacer con sanciones económicas individuales y tratando de trabajar en concierto, no solamente con Estados Unidos, sino con países en la región como Canadá y Japón, para lograr un cambio democrático. Que esto pase es otra historia pero es un tema que ya ha subido escenario internacional, no solamente regional. El G7 dijo ayer que denunciaban las elecciones y no las reconocían, veremos cómo se resuelve esta situación, lo que sí está claro es que para el gobierno venezolano va a ser muy difícil mantener la producción petrolera sin ningún tipo de inversión, que es lo que esperamos, aunque puede que la haya de Rusia o China, pero ambos países ya se sienten un poco desanimados con el performance de la economía venezolana y con la producción petrolera. Sin duda es un tema que tendremos que seguir observando en las próximas semanas.