Deustche Bank ofrece su visión sobre los fondos de inversión en un momento de alta volatilidad en los mercados en una entrevista concedida a Estrategias de Inversión.
 
Luis Martín Jadraque, director del Centro de Inversiones de Deustche Bank, recuerda la “importancia” que tiene para las compañías nacionales verse relacionadas con “la marca España” respecto a los inversores extranjeros. En todo caso, Martín Jadraque destaca la relevancia del ‘stock picking’ a la hora de elegir una fórmula de inversión “con muchísimo valor”.

¿Cuál es el elemento diferenciador de las empresas en Alemania? Se trata de empresas orientadas “a las exportaciones”, asegura Wolfgang Kania, responsable de fondos, planes de pensiones y seguros del Centro de Inversiones de la entidad. “Esta es la gran fortaleza en la que se están centrando en los últimos años” con especial incidencia sobre “la zona de Asia y Latinoamérica”. De hecho, un sector que está en competencia directa con la industria estadounidense es el automovilístico, además “de en China y Asia”. Es el caso de compañías como Volswagen o Daimler, apunta el analista.

Pero, ¿qué cartera sería la más idónea en los tiempos actuales? Kania apuesta por la diversificación. “No me centraría sólo en Europa o en un país”, sostiene. “Hay fondos que invierten a nivel global y gestionados de manera muy flexibles, capaces de reaccionar a la situación macro”.

Es conocido por todos los inversores las características de un mercado volátil y los fondos de inversión son, en ocasiones, un buen vehículo para cubrirse precisamente de los vaivenes del mercado. “El timing por parte de los inversores con esta volatilidad es muy difícil”, afirma Martín Jadraque que reconoce la existencia de “fondos muy flexibles. Para evitar esa volatilidad hay unos pocos fondos que han demostrado su capacidad para evitarla”.

Y como en la renta variable, las inversiones de los clientes varían en función del entorno. Preguntado Kania por cuál es el perfil mayoritario del inversor en este año, el experto asegura que “éstos preguntan por productos” que les cubran “las preocupaciones actuales”. La mayor demanda se centra “en fondos monetarios a muy corto plazo, sobre todo, en la zona núcleo del euro, como Alemania y alrededores, así como fondos que invierten en divisas ajenas a la zona euro, de países con balances saneados gracias a las materias primas. Están buscando refugio”.