Hay distintas posibilidades de invertir en oro, entre ellas, como explica Francisco López-Velayos, del departamento de productos cotizados de Société Générale “los Warrants”. Esta herramienta es “un producto apalancado que nos permite invertir en oro al alza, con el Warrant Call, o a la baja, con el Warrant Put, consiguiendo, a través de una inversión reducida, un efecto multiplicador”.Además, también se puede invertir en este metal precioso con “un certificado tipo Quanto, que cubre el riesgo de variación euro-dólar”.
Las características del Certificado Oro Quanto son que “no tiene vencimiento ni apalancamiento y replica la evolución de la onza de oro Troy en euros”. Con ello, “si en lo que va de año el oro ha subido un 35% y el euro un 9%, un inversor que invierta sin cubrir el riesgo de cambio, ha ganado el 35% del oro, pero ha perdido el 9% de revalorización del euro frente al dólar”. Sin embargo, “con el certificado Quanto el funcionamiento es parecido al del fondo de inversión, pues tiene una comisión de un 1,75% que se va restando de forma diaria, por lo que habremos obtenido prácticamente la misma revalorización que el oro”.

Los Warrants, explica López-Velayos que son “un producto cotizado en bolsa y nos permite invertir en todas las tendencias del mercado, alcista, bajista y lateral”. Las ventajas son “invertir en todas las tendencias, apalancar una inversión reducida, conseguir un efecto multiplicador en la revalorización y en la potencial pérdida, acceso a una gran variedad de mercados, divisas, materias primas, Ibex 35, etc”.

Además, con los Warrants, “también se puede realizar una cobertura que cubra el riesgo potencial de que caiga el mercado con un instrumento que gana cuando baja el mercado: los Warrants Put”.

Para saber cuántos Warrants Put se necesitan para cubrir una cartera, “habría que dividir el valor en euros de la cartera (30.000 euros) entre el Strike del Warrant (12.000 puntos) por la beta del Warrant (1) y la paridad (1.000)”.