Con el cambio regulatorio de la MIFID “el asesoramiento financiero indudablemente tendrá la mayor relevancia” y, además, “ha logrado la regulación del asesor financiero, ya sea agente, asesor financiero independiente o empleado”, afirma José Luis Blázquez, director de la red de asesores financieros independientes de Inversis Banco. Además, con esta medida, “el cliente se acostumbrará a ir a su asesor financiero como va a su abogado y como ya ocurre en los mercados maduros de EE.UU., Inglaterra o Suiza.

“El cometido principal del profesional- dice Blázquez- es las entidades y empleados deben hacer comprender al cliente dónde se están metiendo, qué riesgos, ventajas o productos tienen en su cartera”.

Desde Inversis Banco afirman que “las EAFI’s revolucionarán el sector” y aunque actualmente hay 24 EAFI’s aprobadas no creen que “el regulador, la CNMV, vaya lenta pues está comprobando que todos los criterios de profesionalidad se cumplen para poder vender y asesorar productos financieros”.

Con respecto al cobro por los servicios de asesoramiento financiero, José Luis Blázquez dice que “el cliente va a tener que acostumbrarse a pagar por un servicio que hasta ahora no estaba acostumbrado”, si bien, “esto no quiere decir que vaya a pagar más, si no que va a saber exactamente lo que se cobra por cada cosa”. Además, añade que “en este proceso el asesor debe tener total transparencia con el cliente”.

Inversis Banco ofrece a los profesionales del sector financiero “marca y solvencia, independencia absoluta en el accionariado, en los productos y en la información, una plataforma tecnológica y operativa, y valoración de los asesores y EAFI’s como figuras críticas para nuestra entidad”, “las 4 columnas que debe demandar el asesor al proveedor”, según Blázquez.

En Inversis “nuestros agentes son apéndices del banco, por lo que comparten su filosofía” y, en este sentido, confirma que garantizan la independencia porque “no tenemos productos propios, no basamos nuestras recomendaciones en las comisiones de las gestoras y pagamos lo mismo a los agentes por cualquier producto, sea de la gestora que sea”. Por su parte, las empresas de asesoramiento financiero independiente “declaran ante la CNMV su independencia”, por lo que, “a parte de que paguemos lo mismo por cualquier producto, la CNMV realiza así un doble chequeo”.

Con respecto a la competencia dice el experto que “están llegando a nuestro país proyectos muy interesantes que nos harán competir cada vez más pero que beneficiarán al inversor final, al asesor independiente y para nosotros que nos obliga a estar siempre en punta de lanza desarrollando productos y servicios para nuestros clientes”.

Pese a la crisis, Inversis Banco aumentó su negocio de asesores financieros un 22% en 2009, gracias a “trabajar duramente y escuchar al cliente”. Pero, no sólo creció esta parte de su negocio, también “la banca de particulares, el negocio institucional y su mesa de tesorería han superado la crisis creciendo y logrando beneficios superiores a otras empresas con un modelo de negocio similar”.