Luis Lorenzo, analista de Dif Broker, analiza el Ibex 35, el EuroStoxx 50, el Dax y el S&P 500 teniendo como referencia los retrocesos de Fibonacci de todo el tramo alcista desde marzo de 2009.
Así pues, observa que “el mínimo del Ibex 35 lo fijó en los 7.500 puntos y el máximo en los 12.000. El máximo retroceso lo ha hecho en 61,8%, por lo que habría que vigilar el soporte en los 8.600 puntos”. De perder este nivel, “cabría el riesgo de volver a mínimos”.

En el EuroStoxx 50 el nivel que deberíamos vigilar sería “la zona donde ha hecho un triple suelo, en los 2.475 puntos, aunque el retroceso ha sido del 31,2%”, por lo que “comparativamente con el Ibex 35, el índice europeo estaría un poco mejor”, si bien, “la tendencia sigue siendo bajista y, por el momento, no vamos a ver niveles por encima”.

Para el experto el Dax es “el índice que presenta mejor aspecto de Europa, pues ni siquiera ha corregido el primer retroceso, el 23,6%”. El soporte lo fija en los 5.800 puntos, zona que, de perderla, “cabría el riesgo de ceder hasta los 5.700 y posteriormente a 5.300”.

Observa que el S&P 500 “cotiza con un descenso del 38,2% en la zona de 1.010 puntos, donde puede rebotar de cara a 2 ó 3 días. Si perdiera esta zona podría irse a los 950 puntos además de poder estar dibujando una peligrosa figura de hombro-cabeza-hombro”.