Eduardo Vicho, jefe de análisis de M&M Capital EAFI, observa que “el Ibex 35 perdió niveles importantes en los 10.000 y 9.900 puntos en las últimas sesiones, por lo que, hasta que no sea capaz de cerrar por encima de esos niveles, no se recuperará la senda alcista”.
El experto califica de positivo “el que se vayan estrechando los diferenciales entre el bono español y el alemán, ya que así los grandes bancos españoles se están viendo beneficiados en sus cotizaciones”. Además, también comenta que habrá que estar atentos a “si Telefónica finalmente adquiere VIVO”, ya que “de estos tres valores (BBVA, Santander y Telefónica) va a depender la evolución del Ibex 35”. Hasta que el índice no consiga recuperar los 10.000 puntos, Vicho avisa de que “estaremos ante un simple rebote técnico con volumen decreciente”.

“El primer soporte del selectivo lo fija en los 9.585 puntos, ya que es el 61,8% del rebote desde mínimos anuales y, el segundo, en los 9.340 puntos, ya que es el último soporte de Fibonacci, nivel que, de perderlo, puede dar lugar a nuevas correcciones”.

“Lo que está sucediendo con BP está poniendo en evidencia a las explotaciones petroleras a cierta profundidad, -dice Vicho- lo que podría causar un impacto negativo en el corto y medio plazo, ya que se van a exigir más medidas de seguridad para que no se repita el suceso de BP”. A su vez, esto “podría provocar correcciones importantes en los balances de las principales petroleras, como Repsol”. Por ello, recomienda “tener cautela en las petroleras”.

De momento, el analista cree que “todo parece apuntar a que Portugal Telecom dirá que no a la oferta de Telefónica por VIVO, ya que el primer ministro portugués, Sócrates, está presionando a los principales accionistas, en este caso Caixa General, para que vote que no a la propuesta”.

Si no sale adelante la compra de VIVO, el experto opina que “será negativo a medio largo plazo para Telefónica”, aún así, reconoce gustarle este valor, ya que tiene una rentabilidad por dividendo alta y estable y se encuentra dentro de un sector que también nos gusta”.

En el mercado de divisas, “el euro-dólar sigue inmerso en un canal lateral entre 1,22 y 1,24 dólares y parece poco probable que caiga a niveles por debajo de 1,20 mientras en EE.UU. continúen los mensajes que apuntan a permanencia de tipos de interés bajos”, dice Vicho.

El próximo objetivo del oro lo fija Vicho en “los 1.270-1.280 dólares por onza debido a su carácter de valor refugio”. Por otra parte, el objetivo anual estaría en los “1.300-1.290 dólares onza”.

Recomendación:
Desde el punto de vista de los sectores, el experto se decanta por “el tecnológico, debido a su exposición global, sobre todo a mercados emergentes y que escapa de la debilidad doméstica latente en EE.UU. y Europa”. Dentro de este sector, se queda con “Nokia y Siemens”.