Hablamos con Iván Díez, Director en España de Groupama AM, sobre los fondos de inversión en España que acumulan un patrimonio de 270.000 millones de euros, con alrededor de 11,3 millones de participes y avanzan al tiempo que los depósitos pierden protagonismo entre los ahorradores españoles.  

Cumplen su décimo aniversario con la apertura de su primera oficina en 2008, ¿Cómo cree que ha evolucionado la industria de los fondos desde que abrieron la oficina hasta ahora?

Han pasado ya 10 años, abrimos en 2008 en plena crisis financiera dos meses antes de la caída de Lehman Brothers, por lo tanto el timin no era nada bueno. Pero sí que ha habido una evolución, creo que la crisis tuvo su lado negativo lógicamente que es la destrucción de riqueza tanto para inversores como para ahorradores e incluso para las empresas, pero ha hecho que ganemos más cultura financiera, que estemos más interesados en nuestras inversiones, nos informemos y nos formemos. Esto hace que en estos últimos 10 años los fondos de inversión hayan ganado más peso frente a otros y creo que esa es la lección positiva que tenemos que sacar. Todavía queda mucho dinero en depósitos, pero el inversor cada vez va entrando más en fondos de inversión por todos los beneficios que tienen y, sobre todo, por el hecho de que también en estos últimos 5 años hemos vivido con tipos de interés muy bajos y esto ha hecho que tengan que buscar alternativas a la renta fija en los fondos de inversión. Creo que todavía queda mucho camino por recorrer, ya no estamos tan centrados en las impresiones más tradicionales, sino que ahora mismo los inversores buscan flexibilidad.

¿Cómo ha evolucionado la propia Groupama?

Hemos ido en línea con el mercado, cuando abrimos la oficina en 2008 veníamos con soluciones adaptadas al mercado institucional, francés, pero nos hemos ido adaptando a lo que necesitaba el mercado español y el inversor o el mercado más de distribución, y no tan institucional. Lógicamente entramos aquí con nuestras soluciones monetarias, los fondos monetarios nos abrieron la puerta de muchos de nuestros clientes, pero la gama la hemos ido adaptando y evolucionando para tener cabida y poder dar soluciones al mercado español. Pasamos de soluciones más tradicionales como fondos monetarios, renta fija más tradicional, bonos convertibles…. Hacia lo que son multiactivos, gestión más flexible y alternativa independientemente de los índices de referencia, soluciones en renta variable más específicas como pueden ser las pequeñas y medianas compañías, por lo tanto hemos ido evolucionando con lo que ha ido demandando el mercado para poder seguir ahí y dar soluciones a nuestros clientes.

¿Veis diferencias entre el ahorrador español y el francés respecto a otros países?

Sí, sobre todo en un punto fundamental, a día de hoy a pesar de que los fondos han ganado mucho terreno el 40% de los ahorros de las familias sigue en depósitos que están dando el 0 o incluso negativo, eso es una diferencia importante frente al resto de Europa, que van un paso por delante de nosotros y creo que llegaremos ahí pero todavía queda. Esto es lo que nosotros vemos como una oportunidad en la industria de los fondos de inversión, que todavía hay mucho patrimonio en depósitos que estará necesitado de buscar una gestión profesional y sobre todo de rentabilidades que actualmente están dando los depósitos 0 o negativo.

El peso de los fondos de inversión en la industria de activos en Francia es mucho mayor que en España, si bien es cierto que en España ha crecido.

¿Qué ventajas ven en invertir a través de un fondo respecto a otros productos o estrategias más tradicionales?

Más de 11 millones de participes se han dado cuenta de que hay muchas ventajas en invertir en fondos de inversión. Hemos pasado de 7 millones a 11 millones, y eso hay que ponerlo en valor. Creo que la ventaja más importante es la fiscalidad, el hecho de poder pasar tu dinero de un fondo a otro sin pagar las plusvalías hasta que lo rescatas y vendes, es importante, pero también la diversificación que te permite un fondo de inversión, la accesibilidad a mercados que a lo mejor uno no podría invertir de manera individual. Por ejemplo, si uno quiere invertir en China, salvo que conozca muy bien las compañías, le va a ser difícil pero delegando la gestión a un profesional de un fondo de inversión que hace una gestión activa en esa área geográfica o en esa clase de activos es importante, y sobre todo a un precio muy bajo, no necesitas un importa mínimo sino que a veces es simplemente milésimas de participaciones o incluso una participación para poder entrar en el fondo.

Creo que los fondos de inversión son un vehículo muy interesante para canalizar el ahorro o las inversiones

Más allá de la rentabilidad y el riesgo que quiere asumir un ahorrador un tema que es recurrente en la industria es la fiscalidad, ¿Qué le piden al nuevo gobierno de Pedro Sánchez en esta materia?

Nosotros la verdad es que lo que queremos es que el inversor sigua beneficiándose de ventajas fiscales para poder invertir en fondos de inversión, es decir, lo que está funcionando a día de hoy se mantenga, que es la transpasabilidad de los fondos de inversión, que van a incitar al ahorrador o al inversor a seguir invirtiendo en fondos porque si además de eso tienes las otras bondades que comentaba anteriormente, esto va a hacer que cada vez entre más dinero, eso es para nosotros lo importante, que es la gran diferencia con respecto a otros países, tener esa traspasabilidad sin pagar por las plusvalías hasta que vendes tus participaciones es algo que no tiene el resto de Europa y es muy importante mantenerlo.

Cada vez hay más gestores internacionales en España, ¿ve concentración en el futuro o ve que hay mercado para todos?

Hay que partir de la base de que la competencia es buena porque te obliga a ser mejor, a tener que gestionar mejor para poder seguir existiendo y dando soluciones a tus clientes. El hecho de que cada vez seamos más gestoras extranjeras es bueno, que haya competencia es bueno. Además, no es una cuestión de gestionar mucho sino de hacerlo bien, si uno es capaz de gestionar bien tendrá cabida siempre, haya muchas o haya pocas, y si uno gestiona bien y aporta valor añadido eso va a ser interesante. El mercado español es un mercado que al final lo que va a buscar es en qué eres bueno tú y en lo que seas bueno yo voy a invertir, ya no vale con venir al mercado español y decir que tenemos una oferta de soluciones de inversión muy amplia, sino decir al mercado español en lo que eres bueno. Al final estamos aportando valor añadido y la competencia es buena porque nos va a obligar a ser cada vez mejores.

¿Cómo cree que ha cambiado la industria Mifit II y cómo se ha tenido que adaptar a este nuevo escenario la propia Groupama?

Mifid II es una continuación de Mifid que nació hace ya muchos años y básicamente lo que busca con más énfasis es protección en materia de instrumentos financieros al inversor sobre todo al minorista. Nos va a exigir a las gestoras ser más transparentes, hacer una buena gestión y ofrecerle al cliente valor añadido. Tenemos que reflejarle al cliente todos los costes que está asumiendo y que sepa qué rentabilidad va a tener en esa inversión entre otras muchas cosas. Creo que lo más importante de Mifid II es que nos ha obligado a desglosarle bien al cliente todos los costes que asume al invertir en el fondo y que luego ya sea el cliente con toda la información sobre la mesa el que decida en qué producto invierte o no, y por eso también nos obliga a ser mejores en la gestión porque ya no vale con ser más barato o más caro, lo más importante es decirle al inversor aquí tienes todo lo que te ofrece este fondo de inversión y si realmente eres bueno en la gestión el inversor accederá a tus soluciones.