“La bajada de tipos en Europa está descontada y, si Draghi no lo hiciera, defraudaría al mercado”, dice Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG Markets.


En la reunión del BCE de esta semana “vamos a estar atentos a si se retira la remuneración de los depósitos overnight, pues sería muy conveniente dejar de remunerar los depósitos de la banca europea que duermen en el BCE para que se movilice este dinero hacia el mercado interbancario y que tenga un impacto sobre los países en los que el crédito está seco”.

Clave también será el discurso de Mario Draghi. En este sentido, “veremos si se centra en la inflación y afirma que está controlada, dejando la puerta abierta a nuevas medidas de estímulo, como un nuevo LTRO. No obstante, a mí me parece ambicioso que anuncie una fecha concreta para un nuevo programa LTRO”.

El Banco Popular de China, por su parte, ha anunciado la recompra de bonos por valor de 143.000 millones de yuanes (18.000 millones de euros), en la cuarta operación que lleva a cabo este año para inyectar liquidez en la economía china. Según el experto, “China puede seguir con la política laxa, bajando el coeficiente de reservas bancario pues, el enfriamiento de la economía china que muestran los últimos datos macro podría hacer que se tomaran más medidas por parte del Banco de China”. Además, “esta desaceleración no contraviene los planes del gobierno chino, quien celebra que su economía no se recaliente. La desaceleración apunta a un crecimiento del 7% en el segundo semestre, lo que no es una desaceleración importante”.

Este jueves, “Irlanda subasta deuda por primera vez desde septiembre de 2010, ahora que su deuda está mejorando mucho en el mercado. El rescate de Irlanda ha sido el mayor éxito de los rescates, por lo que ya es una economía en condiciones de financiarse en los mercados”.

También España acude al mercado a vender deuda a largo plazo. “La prima de riesgo está controlada tras la caída a raíz de los acuerdos europeos, por lo que para la subasta de esta semana podemos esperar una fuerte demanda y, aunque la rentabilidad va a ser elevada, si se confirman las conclusiones a las que se llegó en la cumbre Europea, el Tesoro español se financiará más fácilmente y la rentabilidad del bono español a 10 años difícilmente se situará por encima del 6% de manera prolongada”.

El acuerdo final para el rescate europeo a la banca española podría retrasarse en varios días, hasta el 20 de julio, algo que, “si bien no es positivo, no tendrá un impacto importante en los mercados”. Para Pingarrón, lo importante llegará en septiembre, “cuando se publiquen las necesidades individualizadas de los bancos que necesitarán ayuda para la recapitalización”.

De cara a este segundo semestre, Pingarrón apuesta “por los valores que han tenido un buen primer trimestre en bolsa española, como Grifols, Técnicas Reunidas, Inditex, Amadeus e, incluso algún banco y Telefónica”.

Fuera de la renta variable, “la divisa con mejor momentum es el dólar australiano frente al franco suizo”.

En el mercado de materias primas, “apostamos por establecer una estrategia de pares, largos en Brent y cortos en Crude Oil”.