Cierre de mes y trimestre que siempre son una importante referencia a la hora de evaluar la fortaleza de los soportes y resistencias en largo plazo.
Una semana más volvemos a hablar del cruce GBPUSD, en esta ocasión porque el viernes pasado volvió a cerrar de forma muy potente, consolidando niveles cercanos a 1,67. Tal y como venimos diciendo hace meses, el precio sigue descontado un “cable” que está gestando un cambio de tendencia primaria y debería de “tomar velocidad de crucero” durante este 2Q2014. La vela semanal viene con mucha fuerza consolidando la “sobre-extensión” que tiene formada con osciladores como MACD o RSI, y que no anuncia otra cosa que el final de retrocesos por liquidación de posiciones contra tendencia y la activación de “largos” o compra de libras.

Esta semana, sembrada de referencias fundamentales de calado, es posible que volvamos a máximos de 2009 cerca de la zona de 1,70. Precisamente el lunes en el Trading Room de Madrid hemos planteado una operación en directo con este cruce, analizando en profundidad los indicadores técnicos que nos aportan las ineficiencias mencionadas. El soporte lo colocamos en la zona de 1,6420 y el primer objetivo en la zona de máximos ó 1,6830.

Gráfico GBPUSD
gbpusd


El segundo trimestre se ha iniciado con nuevos repuntes en los activos de riesgo de la mano de la confianza en la reactivación de la economía de EEUU y en una reacción del BCE. En Europa el buen tono de los activos de riesgo sigue descansando en parte en las expectativas de que el BCE actúe hoy (continúa siendo dudoso, en nuestra opinión) y antes de ayer se apoyó en el PMI de manufacturas de marzo, en línea con la estimación inicial (53), pero especialmente favorable en Francia (dos décimas más que la estimación inicial, hasta 52,1) y en España (sube hasta 52,8, máximos de cuatro años, desde el 52,5 de febrero). En Asia las bolsas recogieron el renovado optimismo económico con ganancias y la caída del yen propició alzas en el Nikkei 225.

Los riesgos asociados a China también se están mitigando, dado que todas las señales apuntan a un nuevo plan de estímulos, lo que no deja de ser un panorama alentador para los mercados emergentes. En este sentido, seguimos apostando por las divisas pro-ciclicas como el Euro o la Libra lo que materializado en cruces serían EURJPY, GBPJPY y GBPUSD por su clara perspectiva alcista su potencial aceleración en “dirección norte” que descuenta el precio.