“Telefónica es un reflejo de lo que está sucediendo en el Ibex 35, el cual, cada vez que ha llegado a los 8.800 puntos ha sido exclusivamente apoyado en BBVA, no en Telefónica, lo que hace imposible una estrategia y, además muestra que no hay dinero nuevo en el mercado, si no trasvase de unos valores a otros”, explica Roberto Moro, analista de Apta Negocios.



Telefónica ha vuelto a tocar el soporte de los 12,75 euros, ahora, “su pérdida llevaría aparejada la pérdida de los 8.500 puntos del Ibex 35, por lo que es un nivel muy importante. Si pierde este soporte, no tendría otro objetivo que los 11,75-12 euros, que es lo que parece más probable. La pérdida de los 12,75 euros también conllevaría la pérdida de un triángulo rectángulo con implicaciones seriamente bajistas y proyecciones por debajo de los niveles mencionados. Por tanto, “no hay muchas estrategias posibles en Telefónica por su lateralidad que, además, ha adquirido un sesgo bajista en las últimas jornadas”.

“BBVA y Santander están bastante dispares, aunque en las últimas semanas habían tendido a equipararse, aunque el aspecto técnico de BBVA es mejor que el de Santander. Mientras la entidad vasca aguante por encima de 6,70 euros, consolidará avances anteriores. Si empezamos a ver precios de cierre un 2-3% por debajo de este nivel, podría secundar el movimiento de Telefónica”. En Santander, “este retroceso a imitación de Telefónica pasaría por “la pérdida de los 6,40 euros, zona que ya ha perdido, aunque sin los filtros necesarios. Si vemos precios por debajo de los 6,20 euros, podría ir a buscar los 5,50”.

Por todo lo que va a suceder aparentemente en los blue chips, el experto cree que “seguramente veamos la Ibex 35 cotizar por debajo de los 8.500 puntos. No creo que las subidas actuales puedan ser mantenidas en el tiempo y podríamos tener un escenario correctivo”.

Gamesa, tras perder el soporte de los 2,90-3 euros, “no tiene referencias de soporte relevantes, aunque tampoco podríamos afirmar que está en caída libre”. A corto plazo, “si no recupera los 2,90 euros, su aspecto es netamente bajista y no es recomendable entrar en el valor contra la tendencia”.

Indra recibe un soberano castigo tras presentar sus resultados de 2011. Técnicamente, “se estaba moviendo en un canal entre los 9,65-11 euros y, tras tocar los 11,10 euros, se ha producido un rechazo muy fuerte del precio”. Por tanto, “la única estrategia fiable pasa por ver si toca los 9,65 euros y rebota pero, si este acercamiento a soporte se sucede por un deterioro del título, probablemente no pase nada pero, si coincide con la pérdida de los 8.500 puntos del Ibex 35, yo no compraría, ni Indra, ni ningún valor español”.

Sin embargo, podríamos hallar una estrategia de inversión en el petróleo, “pues ha dado señales de compra con la superación de los 103,40 dólares. La proyección mínima de todo el canal bajista que rompió a mediados de octubre daba la zona de 108 dólares, en la que se mueve actualmente. No obstante, creo que no tiene otro objetivo que no sean los 115 dólares”. Podríamos incorporarnos ahora “con stop en 107 dólares y 104, que es un soporte aún más consistente”.