El analista Roberto Moro considera que en el corto plazo se deben vigilar los mínimos del Ibex 35 situados en los 8.340 puntos y subraya que por debajo de esa zona el selectivo español no cuenta con soportes relevantes hasta los 7.600 enteros. Por el contrario, apunta que para hablar de un cambio de escenario el selectivo español debe superar la zona de los 9.250/9.300 puntos.

Análisis técnico del Ibex 35 por Roberto Moro

IBEX 35: soportes importantes a vigilar en el corto plazo

No sé si lo de hoy es un rebote del gano muerto. Este es un rebote más. Siguiendo la estela de los americanos que creo que están protagonizando un pullback hacia niveles previamente perdidos, que eran los mínimos de febrero y abril. Por lo tanto, podría quedar algo de rebote. Los americanos podrían buscar algún Fibonacci de toda la caída desde octubre. Puede ser un rebote dentro del escenario correctivo en el que estamos metidos de medio y largo plazo.

En el Ibex los mínimos en precios de cierre en la zona de 8.340. Por debajo prácticamente no tiene nada. No tiene soportes relevantes hasta los 7.600. Como resistencias tenemos muchas. El hueco que nos dejó en la zona de 8.700 puede ser importante.

Decir que esto vuelve a la neutralidad, niveles muy superiores, la zona de 9.250/9.300. So por encima de esos niveles es posible descartar un escenario de continuidad bajista en el corto plazo. Mientras tanto, estar pendientes de los soportes y la resistencia. Si se pierden precios de cierre de 8.340, nuevamente a poner las barbas en remojo.

Niveles para el mercado americano

Me gusta mirar mcuho el Nasdaq 100 porque desde al año 2000 viene liderando todos los movimientos, liderando o anticipando.

En el caso del Dow Jones los niveles clave a vigilar son los 21.700. En el caso del S&P 500 los 2.350 y en el Nasdaq 100 los 5.900 puntos. Niveles importantes como soportes.

Para hablar de continuidad del rebote, deberíamos hablar de un Dow Jones por encima de 23.500; a un S&P 500 por encima de 2.520  y a un Nasdaq 100 por encima de 6.400 puntos.

Caídas de las tecnológicas

La caída por ejemplo de Apple es muy similar a la que ha tenido el propio índice. La de Apple del 40% en mayor cuantía. Cuando ya ha caído un 40% nos preguntamos si puede caer más. Sí que puede caer más. Algunos no han perdidos sus soportes relevantes de corto plazo, en la medida en que lo pierdan pueden tomar el relevo bajista de los que parecen agotados, que a mí no me lo parecen en absoluto, como es el caso de Apple.

Inditex

¿Se puede ir a 14? Si se produce un escenario bajista, 14 no sé, pero mínimo 18 sí. Si lo que se ha instalado en el ánimo de los inversores es sobre todo la idea ya, o la casi constatación no de una desaceleración, sino de una recesión, es más que probable que Inditex no aguante la zona de 18.

Banco Santander

El aspecto del índice sectorial europeo es par aponerse a temblar. La primera resistencia de Santander son los 4,10 euros. La siguiente son los 4,30. Soportazo en precios de cierre en 3,80. En cuanto se pierdan los mínimos de la semana pasada abriría cortos. Si digo lo que opino igual me insultan. Creo que a todo le queda una caída entre un 25% y un 30%. Si ahora mismo está en 4 podría ir a 3. Ir a 3 euros es más o menos ir donde estaba en el día del brexit. No es un nivel tan descabellado.

Repsol

El soporte más inmediato es 13,75 euros y soportazo en 13. Los 14,55, donde está, es una resistencia. La siguiente en 15,35.

Volumen de negocio

No lo tengo tan en cuenta cómo debería. Sí estoy previendo un movimiento y ese movimiento vienen acompañado de un volumen importante me añade fiabilidad. Pero si ese movimiento se produce sin un volumen aparente no me importa. Actúo también. Hemos visto tantos movimientos importantes que se han producido sin volumen. Si esperamos a que aparezca, a lo mejor operamos tres veces al año.

Facebook

Soportazo en 122,70. Resistencia en 147. Ahora mismo está a medio camino entre ambas.

ING

Soporte en 9,10. Resistencia muy importante en el origen del último hueco bajista, en 9,90.

Teoría de la opinión contraria

Es aquella que dice que si todos o una gran mayoría estamos de acuerdo en un mismo escenario, termina produciéndose exactamente lo contrario. Imagínese que el mercado está compuesto por 100 personas. De esas 100, 75 somos alcistas. En buna lógica estamos comprados y esperando para que el mercado suba y ganar dinero. La pregunta es: ¿qué capacidad compradora queda en el mercado para que la tendencia alcista continúe. Ese 25% que se ha declarado bajista o no sabe/no contesta no va a poner dinero. Como no hay nadie que ponga dinero, opinión contraria, y absolutamente todo para abajo. En el lado bajista, lo mismo. El mejor indicador para medir ese sentimiento de opinión contraria es el ratio put/call, que nos mide el número de opciones vendidas en el S&P 500 frente a las compradas. Todo esto obedece a la psicología del inversor. Este indicador, por muy alto que sea el sentimiento bajista casi nunca llega a estar por encima de 1. Es decir, casi nunca llega a haber un mayor número de opciones vendidas que compradas. ¿Cuál es el nivel por encima del cual nos empieza a avisar de lo contrario? Por encima de 1,05. Cuando vemos el ratio put/call por encima de 1,05 suele suceder que el mercados sube y con fuerza. El último día que estuvo por encima de 1,05 fue el 21 de diciembre. Ahora mismo está en 0,73, por lo tanto estamos en una zona de neutralidad. No nos está advirtiendo de nada la opinión contraria.

ArcelorMittal

La zona que no debería haber perdido es la de 17,75. Hoy está recuperando. Si se mantiene por encima puede propiciar un rebote importante. Si se quieren tomar posiciones las vincularía a un stop loss de 17. Está en una zona de soporte brutal, lo cual no quiere decir que tenga funcionar.

BME

Acaba de estar muy próximo a un soporte muy relevante. La zona de 23,45. Está lo suficientemente lejos de ese nivel como para quizá esperar a que se produzca un acercamiento nuevamente a la zona de 23,50. Reprimiría las ganas de comprar. Si lo hace con vocación de permanencia de 3 o 5 años, no compraría.

Declaraciones a Radio Intereconomía