Kai Torrella, consejero delegado de Gesinter, evalúa las noticias que rodean al mercado estos días y están marcando la tendencia de las bolsas. 

 Esta semana Banco Madrid se ha declarado en concurso de acreedores, ¿puede haber contagio al resto de bancos andorranos?
El caso de Banco Madrid es un caso puntual, que no se tiene por qué trasladarse a otros bancos andorranos que han desembarcado en España. Sí es cierto que Andorra tiene un pasado como paraíso y el dinero es muy miedoso, con lo cual, en un sector que se basa en la confianza, los otros bancos andorranos tendrán que hacer un esfuerzo para ganarse la confianza de los clientes.

¿Cómo puede impactar esto sobre los bancos españoles?
Esto no pone en riesgo el sistema bancario español. De hecho, creo que los grandes beneficiados son los grandes bancos nacionales, que acabarán captando el dinero que gestionaba Banco Madrid y saldrán reforzados.

En alguna publicación se ha manifestado que los efectos del QE ya se están dejando sentir en activos como los bancos. ¿Lo cree así?, ¿podemos estar ante el mejor momento para invertir en bancos?
Los sectores que más beneficiados se han visto de la apreciación del dólar son las exportadoras, sectores como el automóvil, químico, algún minorista… y no creo que aún se haya trasladado al sector bancario. Empezará a tirar del sector bancario cuando el dinero empiece a circular, se empiecen a conceder préstamos e hipotecas, que podría darse en el inicio del segundo semestre, momento en el que sería apropiado empezar a sobreponderar el sector bancario en las carteras.

¿Contemplan la paridad en el EURUSD?
Es difícil hacer previsiones en las divisas por el factor de los bancos centrales. Lo que sí es cierto es que las posiciones contra el euro están en los niveles más altos de los últimos años, por lo que podría estar formándose un cierto suelo. Sí es cierto que, cuando las divisas cogen tendencia, lo hacen con fuerza. Si el dólar comenzó la tendencia alcista a mediados del año pasado, podría alargarse y llegar a la paridad, aunque antes tendría que consolidar los niveles alcanzados.

¿Se puede hablar de burbuja en el Nasdaq?
Las principales empresas tecnológicas cotizaban en el año 2000 con PERs entre 50 y 150. En cambio, actualmente están entre 15 y 20, con lo cual, no estamos ante una burbuja. Los precios son razonables, pero llevamos seis años de subida de los mercados estadounidenses, por lo que no sería malo que Wall Street tuviera un año negativo. Fuertes rentabilidades, por encima de los 5.000 puntos, las veo complicadas este año, como mucho, se podrían dar a finales de este año.

¿Dónde ve oportunidades en este mercado?
La oportunidad más clara está en la renta variable europea, gracias a la caída del euro, el petróleo y los costes financieros. Sí que no será un camino lineal, pero ante descensos de la renta variable europea, hay que comprar acciones de cara al futuro, pues creo que viene un ciclo importante.