En cambio, en el mercado europeo, donde antes sólo un tercio mejoraba las expectativas, el 75% de las compañías ha mejorado sus cuentas. Es decir, en EEUU sigue habiendo una situación mejor que en Europa, pero el gap se ha estrechado, en parte, por el equilibrio de los resultados. Además, su bolsa también ha recogido y seguirá recogiendo en los próximos meses.
En España, vemos a nivel doméstico cómo la banca mejora los resultados, BBVA, Santander y Caixbank han sacado resultados por debajo de lo esperado, mientras que otras más pequeñas, como Sabadell o Bankia, están superando el consenso. También podemos destacar que muchas empresas que en estos años pasados habían presentado subidas fuertes, están entrando en laterales o incluso caídas. Estamos viendo una vuelta a valoraciones más normales, donde la banca está recuperando valoración bursátil y, en cambio, la alimentación o el consumo no cíclico, que habían hecho de refugio, se están comportando peor.

Nos habló en una de sus últimas intervenciones de que Jazztel o Repsol podrían ser opadas, si no en 2013, en este 2014. ¿Lo sigue manteniendo?
Vamos a ver un crecimiento importante en las operaciones corporativas, ya que las valoraciones son atractivas y las compañías españolas, comparadas con las mundiales, no son muy grandes. Repsol o Jazztel están entre las compañías con más porbabilidad de ser opadas en nuestro mercado este año.

¿Cree que veremos creación de empleo este año en España? ¿Cómo cree que se podrá generar?
En el año 2014 veremos un máximos en el desempleo en nuestro país. Se va a detener la destrucción de empleo y se va a crear un poco de empleo, pero no como para volver a tasas razonables. No será hasta dentro de 3 ó 4 años cuando veamos un paro por debajo del 20%. España tendría que crecer más de lo que lo está haciendo para restar un 5% del paro. Además, algunos sectores, como el de construcción o el inmobiliario no van a recuperar tasas de creación de empleo anteriores porque aquello fue una burbuja.

¿Cree que puede haber alguna oportunidad en las divisas?
Dada la fuerte revalorización del euro estos meses, puede ser una buena oportunidad comprar otras divisas, que tienen tanta o más volatilidad que las bolsas y, además, tienen un componente político. Así pues, vemos oportunidades en el dólar o en la libra a medio plazo contra el euro. Estas inversiones hay que hacerlas con poco peso en nuestras carteras, pues deben ser tomadas como algo especulativo.

¿Y en el oro?
Tras unos meses de comportamiento muy negativo, está haciendo un soporte en la zona de 1.200-1.250 dólares. Ha iniciado una tendencia alcista de corto y medio plazo, está superando la mm de 200 sesiones, por lo que podríamos incluso intuir una tendencia de largo plazo. Las compras a día de hoy con un stop por debajo de 1.250 dólares tendrían sentido.

¿Nos puede dar alguna recomendación?
Seguimos comprando deuda de Portugal e Italia, tanto bonos corporativos, como soberanos,como REFER o Parpública.