La renta variable española vive jornadas funestas debido a “la noticia de rebaja del rating de la deuda española por parte de Fitch”, según Gabriel Montalto, director en España de Hanseatic Brokerhouse, quien , sin embargo, considera que “no tuvo un efecto tan negativo y me esperaba que el Ibex abriera la semana más bajista porque no es una noticia para dejar en el olvido”.

El Ibex, por la festividad en EE.UU. “tuvo un volumen bajo”, dice el analista que observa que “los mínimos de esta W, que muchos ven como posible zona de suelo, son decrecientes y, en una tendencia bajista, esto tiende a ser soportes que pueden perderse”. Mirando hacia atrás resalta que “un primer movimiento desde los 11.560 terminó casi en los 8.800 puntos, luego vimos un rebote alcista pero desde los 10.300 hay un segundo movimiento simétrico al primero y con el que deberíamos tener cuidado porque culmina en la zona de 7.250-7.300 puntos que coincide con los 7.900-8.100 puntos donde hay un hueco a cerrar, y los 7.300 puntos, que no han sido cerrados”.

El Dax, por su parte, no cae en los números rojos y “vuelve a estar cercano a los 6.000 puntos impulsado por Volkswagen y por buenas noticias con Porche y Toyota”, justifica Montalto y, es que, “el Dax va a por su cuenta, y está muy muy fuerte dejando claro que Alemania es el motor de Europa, del euro y mostrando que no todo es tan bajista”. Aún así, cuidado porque “tiene un hueco en los 5.700 puntos, que coincidiría con una zona de 8.800 puntos del Ibex, y que creo se debería visitar aún”. Por otro lado, “entre los 6.000 y 6.030 puntos hay una resistencia muy importante para el Dax y, por debajo de los 6.100 puntos, habría que tener cuidado si se quieren tomar posiciones alcistas porque una corrección lo podría llevar a los 5.800 y hasta 5.700 puntos”.

La banca inmobiliaria no pasa por su mejor momento y, es que “hay un gran problema por la competencia interna entre promotores contra bancos” además, el impuesto por provisiones del Banco de España “no es nada favorable para las entidades que tienen stocks y que no logran quitárselos”. Por todo ello, Montalto piensa que “el problema inmobiliario nos va a acompañar por dos o tres años como mínimo ya que la recuperación no sólo pasa por el tema laboral, si no también por el propio mercado inmobiliario que suponía la mayor parte de los ingresos laborales en España”.

Banco Popular “ha hecho algo que es importante tener en cuenta porque los 4 euros son una zona de soporte importante y, si lo perdiera, podría irse fácilmente a la zona de 3,50 y quizás por debajo”. Además, “ha marcado una zona de suelos bastante buena que podría seguir subiendo el valor técnico, pero estos rebotes son alcistas y solamente técnicos, pues el tema de provisiones debería castigar más al banco”. Aún así, para los interesados en trading “los movimientos hacia arriba podrían ser aprovechados en el intradía, máximo dos o tres sesiones y siempre con stop loss muy cercanos”.

 

Un gran olvidado, el mercado de renta variable italiano “tiene un potencial bastante fuerte, sobre todo de cara al medio y largo plazo”, dice Gabriel Montalto, director en España de Hanseatic Brokerhouse pues, “si al Ibex 35 se ve en algún momento en la zona de 16.000 puntos, el equivalente del MIB 40 serían los 40.000 e incluso los 45.000 puntos, estando en estos momentos en la zona de los 16.540 puntos”. Por ahora, “el MIB 40 tiene un hueco a cerrar en los 16.000 puntos pero, si miramos todo lo que puede recuperar, el porcentaje de subida es mucho mayor que el del Ibex 35”. Algunas oportunidades para invertir de cara a largo plazo, para 3, 4 ó 5 años, serían “Banca Popolare di Milano, Fiat, Ferrari o Intesa San Paolo”.

El oro parece que “de aquí a un año, tiene tendencia a subir y pocas posibilidades de corregir un 40-50%, pase lo que pase con las monedas porque es un metal que perdura por miles de años”. En el corto plazo el analista le daría objetivos cercanos “entre los 1.500 a 1.800 dólares y no me extrañaría verlo en el largo plazo en los 3.500 dólares”. Además, recuerda Montalto que este activo “permite practicar operativas de intradía”.

Recomendación
El analista se fija en Sacyr Vallehermoso y dice que “puede dar una segunda oportunidad y una superación de los 4,80-4,90 euros podría dar indicios a una subida a los 5,50-5,60 euros en el corto plazo, teniendo como protección dos céntimos por debajo de la zona de 4,80” pero, si baja, “puede irse a los 4,40-4,45 euros para coger un segundo impulso”.