"Tras tocar ayer los 1,42 dólares, lo que supone más de un 2,5% de subida en un día, el euro podría llegar a los 1,45", dice Sara Carbonell, responsable de fidelización y desarrollo de clientes de CMC Markets.


"En mayo euro-dólar hizo el  los altos del año en 1,49-1,50. Ahora, el nivel de 1,42 dólares supone un retroceso del 61,8%. Si supera la resistencia de los 1,42 dólares, lo cual depende de que las decisiones de política monetaria europea lleguen a buen puerto, el siguiente nivel 1,45, lo que supone un retroceso del 76,4%

"Hoy está retrocediendo un poco, por lo que, quien quiera ponerse largo en el par, fijaría el stop en los 1,40 dólares".

Carbonell cree que, tras la compra de bonos soberanos por parte del Banco de Japón, "el yen podría dejar de apreciarse frente al dólar".

"Hace un mes el BoJ puso un stop en 76 yenes para no dejar bajar el par, pero el nivel se traspasó. Japón es una economía exportadora, por lo que no necesita un yen apreciado.

La experta no descarta que "Japón invierta en Europa para lograr una apreciación del euro que escalaría posiciones frente al dólar y, así, el yen bajaría".