La Reserva Federal de Estados Unidos se enfrenta probablemente a su reunión más crucial del año la semana que viene, ya que se especula, y se descuenta, una revisión en la fecha de inicio de la subida de tipos de interés. Los inversores estarán muy pendientes la próxima semana a cualquier pista sobre la primera subida en la tasa de interés de Estados Unidos después de algo más de 8 años congelada en el 0.25%.

Estas especulaciones, están provocando las subidas del dólar frente a la mayoría de divisas, pero especialmente frente al yen.

En estos momentos, hay un contraste muy grande entre las expectativas de política monetaria de los Estados Unidos y Japón. La Reserva Federal está a punto de terminar con su programa de compra de activos. Hasta el momento la Fed mantiene que los tipos de interés se mantendrán bajos por un considerable periodo de tiempo después de que se termine el programa de compra de bonos mensual el próximo mes de octubre, y esa fecha está ya muy cercana.
Mientras que el gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, aseguraba esta semana que el banco central no dudará en actuar y ampliar su política acomodaticia si se pone en riesgo el objetivo de inflación fijado en el 2%, o ante cualquier síntoma de debilidad económica.

Desde el punto de vista técnico, el dólar yen ha superado esta semana un importante nivel resistencia. En torno a los 105 yenes, están situados los máximos de los últimos cinco años alcanzados a finales de 2013. Justo en ese nivel, también está situado el nivel de retroceso 61.80% Fibonacci trazado desde los máximos de 2007 hasta los mínimos históricos marcados en 2011 cerca de los 77 yenes por dólar.

Como pueden observar en el gráfico de abajo, las subidas se están frenando al llegar a la resistencia semanal situada en torno a los 107 yenes, por encima de este nivel, no se observan nuevos niveles de resistencia hasta los 110.50 yenes por dólar estadounidense.

usdjpy